•  |
  •  |
  • END

El candidato a la alcaldía de Managua por el Partido Liberal Constitucionalista, PLC, Eduardo Montealegre, rechazó los resultados preliminares que ofreció el Consejo Supremo Electoral, CSE, y aseguró que con las actas de sus fiscales en mano, al menos con el 40 por ciento de las juntas, él resultaba triunfador con más del 50 por ciento de los votos.

“Se basan en una muestra mínima, amañada y malintencionada, pues las actas que transmitieron fueron las que ganó el FSLN, mientras las que ganó el PLC, las archivaron”, señaló Montealegre.

El candidato liberal visiblemente molesto consideró la presentación de los resultados como inmoral e irresponsable y con intenciones claramente de fraude, por lo que según Montealegre, el FSLN pretende con esos resultados ganar una guerra sicológica para hacer creer que van a ganar.

Guerra sicológica
“Han comenzado una guerra sicológica para hacerle creer a nuestros fiscales que se van a salir con las suyas. No nos vamos a correr y defenderemos el voto porque ya ganamos, no nos dejarán intimidar”, afirmó Montealegre.

Montealegre emplazó al magistrado presidente del CSE a que con responsabilidad presente los resultados de todas las Juntas Receptoras de Votos, JRV. Además, llamó a los magistrados liberales a que denuncien el proceso electoral y el informe preliminar de los resultados.

Que hablen magistrados liberales
“Los magistrados no se pueden quedar callados, y nosotros vamos a defender el voto cueste lo que cueste y a cualquier consecuencia, así que salgamos a celebrar porque ya ganamos con más del 50 por ciento”, invitó Montealegre.

Montealegre, tras declararse ganador, fue a celebrar junto a 500 fiscales que sudados, y visiblemente agotados, celebraban al ritmo de la música de campaña y cohetes que animaron la celebración liberal. Todo ello, pese a que el CSE dio a conocer más tarde que el candidato del FSLN, Alexis Argüello, lo aventajaba siete puntos y con el 21 por ciento de las juntas escrutadas.

En la celebración, el compañero de fórmula del PLC, el diputado Enrique Quiñónez, aseguró que no dejarían arrebatarse la victoria, por lo que la victoria para los liberales sería el único resultado aceptable, de lo contrario, pelearían el voto a su favor en las calles.

Alemán pediría destitución de magistrados liberales
Extraoficialmente se supo que el presidente honorario del PLC, Arnoldo Alemán, pediría la destitución de los tres magistrados liberales, entre ellos el magistrado René Herrera, muy cercano a él. La solicitud no incluiría a Roberto Rivas, quien aunque electo en la cuota del PLC es más fiel al FSLN.

“Respalden a fiscales”

Minutos antes del primer informe del CSE en el que Arguello llevaba ventaja de casi 15 puntos, Montealegre llamó a la población a respaldar a los fiscales que defendían el voto hasta la entrega oficial al centro de cómputo en el Estadio Nacional.

Además, denunció el maltrato hacia los fiscales del PLC, algunos de los cuales fueron sacados a la hora del escrutinio. También la obstrucciones al transporte de urnas favorables al PLC en las que no dejaban salir ni a los fiscales.

Según Montealegre, hubo urnas con resultados ridículos, como 400 a cero sin la firmas del fiscal del PLC. Ante el irrespeto hacia los fiscales, Montealegre se comunicó con Roberto Rivas a quien pidió que se hiciera presente en le Estadio Nacional donde funciona el centro municipal de cómputo.

Mal intención es general
Para Montealegre, la mala intención en la presentación de los resultados preliminares también fue a nivel nacional, al presentar porcentajes de escrutinio mínimos con una arrolladora victoria para el FSLN.

La presentación de Montealegre la hizo acompañada de sus aliados del MRS, entre ellos el ex candidato a alcalde Enrique Sáenz y el ex candidato presidencial Edmundo Jarquín, quien aseguró que según el conteo paralelo, con base en las actas llevadas por los fiscales, el PLC ganaba en al menos 11 de las 16 cabeceras departamentales.