•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Si está en busca de su primer trabajo, sepa que, para decidir contratarlo, las empresas no toman en cuenta si obtuvo excelentes notas en la Universidad o si su carrera es relevante para el puesto vacante, sino que están interesadas en su honestidad, en su capacidad de trabajar en equipo y en su entusiasmo por el trabajo.

300514 calificacion

Así lo indica el estudio “Competencias que demandan las empresas y los retornos de la educación en Nicaragua”, de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social, Funides, que fue presentado ayer, y, según especialistas, plantea un nuevo paradigma en la educación, y resalta la importancia de la formación en el hogar.

Y es que, tras entrevistar a 93 gerentes de Recursos Humanos de igual números de empresas del sector formal, que en conjunto emplean a más de 17,000 personas, descubrieron que las competencias socioemocionales superaron a las competencias cognitivas y técnicas a la hora de consultarlos sobre cuáles son las más importantes para el empleador.

¿Competencias blandas?

Según el estudio de Funides, que fue realizado por el economista Hauke Maas, las competencias más importantes para las empresas, son: honestidad, cumplir con las normas de conducta básica de la empresa, demostrar entusiasmo por el trabajo y/o tarea que realiza, ser capaz de respetar y escuchar a sus superiores, y demostrar capacidad de trabajo en equipo.

“Lo que este estudio resalta es que hay competencias que han estado relegadas a un segundo plano, e incluso se les llama competencias blandas, dando a entender que no forman parte del núcleo de la personalidad del joven, sino que son accesorias, pero en la percepción de la gente que los contrata son elementos sumamente importantes”, agregó Chamorro.

Para el exministro de Educación, Humberto Belli, ello demuestra que las familias nicaragüenses están fallando en la formación de sus hijos, ya que, a su juicio, es en ese entorno donde las personas adquieren valores como la honestidad, el espíritu de iniciativa y la facilidad de hacer equipo.

Sin embargo, Belli aseguró que el sistema educativo también tiene un papel que jugar en ese sentido, primero a través de los docentes, y, posteriormente, a través de asignaturas tradicionales en el currículum, como Moral y Cívica.

Calificación vs puesto

En tanto, la rectora de la Universidad del Valle, Kathia Sehtamn, afirmó que “la educación no puede darse solo en las universidades o en los colegios, sino que empieza en la casa, y se mantiene como un eje transversal perenne”.

El hallazgo de Funides se suma al del estudio “Inserción laboral, brechas salariales y segmentación en el mercado de trabajo de Nicaragua: un enfoque de género”, de los economistas Eduardo Emilio Pacheco y Ovielt Baltodano, para el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo.

En él muestran que solo el 16.52% de los empleados dell sector formal están en la categoría de “adecuado. Un 22.38% está “sobrecalificado” y el 61.10%, está “subcalificado”.