•  |
  •  |
  • END

Se encendió el fuego. Frente a la sede del movimiento Vamos Con Eduardo, VCE, simpatizantes del candidato del Partido Liberal Constitucionalista, Eduardo Montealegre, encendieron llantas y cerraron la pista Juan Pablo II. En una manifestación de ira popular recorrieron las calles hasta la sede nacional del PLC y el Consejo Supremo Electoral de Las Palmas, recorrido bajo la algarabía de la multitud y la sombra de pedradas, lesionados y dos muertos, heridos de gravedad y una niña dada por fallecida.

Los resultados de las elecciones municipales fueron rechazados por Montealegre, quien a las diez y media de la mañana presentó ante unos mil 500 fiscales las copias de actas del 94 por ciento de los votos, en las que según su conteo el PLC gana Managua con el 51 por ciento, frente al 46 por ciento de los votos para el FSLN, cifra exactamente contraria a la que brindó el CSE al mediodía de ayer.

Eufóricos, los simpatizantes liberales gritaban en las calles que habían ganado y que defenderían el voto hasta el final. Cerraron la vía y salieron decididos a protestar frente a las instalaciones del Centro Nacional de Cómputos del CSE, en Metrocentro.

Balazos desde instituciones públicas
Al llegar al Zumen, simpatizantes sandinistas los esperaban con piedras y garrotes. La multitud liberal los apabulló con las mismas armas, y un grupo más reducido en las orillas del Centro Cívico también fue expulsado a pedradas, pero de repente salieron al menos cuatro disparos de arma que hirieron a dos personas, una niña de 8 años y José Emilio Sandoval, de 20.

La multitud enfurecida revirtió su enojo en cualquier manifestación del partido de gobierno y amenazó con apedrear a cualquier simpatizante sandinista. Al llegar a la sede nacional del PLC, en el barrio 380, la multitud manifestaba las intenciones de irse hacia Metrocentro.

Los ánimos estaban al máximo cuando Montealegre se reunía con el Comité Ejecutivo Nacional, CEN del PLC. Ahí, el presidente honorario del partido rojo, Arnoldo Alemán, aseguró que el país vivía una crisis de gobernabilidad, pues el problema con los resultados de las elecciones se extendía a todo el país.

PLC desconoce resultados
“El PLC desconoce los resultados de aquellos municipios donde no se han revisado los resultados acta por acta, llamamos al CSE por la transparencia y la gobernabilidad, a que publiquen los resultados, no es posible que el FSLN cuente sólo”, afirmó Alemán.

Alemán agregó que el PLC estaba convencido de que Montealegre ganó la elección y que como oposición unida, sabrán exigir sus derechos.

Montealegre aseguró que su lucha sería cívica para evitar derramamiento de sangre. No había terminado de decirlo cuando se informó en el pleno del CEM que la niña de ocho años que había sido baleada en el sector del Zumen había muerto.

Entre el gentío crecía el enojo y coreaban: “no nos robarán” y “sí se pudo”. Estaban decididos a ir a protestar a Metrocentro o armar protestas callejeras de gran magnitud, pero no había consenso. Montealegre salió y sobre una camioneta y megáfono en mano, llamó a la calma e irse a sus casas, pues un equipo de abogados tomaría el caso.

Advertencia providencial de Aminta
La gente no hizo caso y Montealegre tuvo que acompañar a la multitud enardecida se dirigía hasta Metrocentro. Antes, fueron interceptados por la primera comisionada de la Policía Nacional, Aminta Granera, quien advirtió a Montealegre que habían armados en la zona del centro de cómputos por lo que podría haber derramamiento de sangre, por ello que le indicó que no se acercara con sus simpatizantes para evitar confrontaciones.

La manifestación que encabezó Montealegre y que inició en la casa de campaña de “Vamos con Eduardo” a las 10:30 de la mañana, culminó a eso de las dos de la tarde, cerca de las instalaciones del Consejo Supremo Electoral (CSE) de Las Palmas, en donde luego de algunos minutos, Montealegre y cientos de sus seguidores se trasladaron a la sede nacional de ese partido “Vimsa – PLC”.

Nadie tiene miedo, dice Montealegre
“Nadie tiene miedo ante los atropellos ni ante los orteguistas”, dijo Montealegre al llegar al perímetro de seguridad del CSE en Las Palmas, acompañado por la multitud que gritaba “Eduardo, Eduardo, Eduardo”.

Según Montealegre, hasta ayer tenía conocimiento de una niña que falleció, producto de una bala que salió de las instalaciones del Instituto Nacional Tecnológico (Inatec).

“Lamentamos que una niña inocente haya fallecido, que un joven fiscal haya recibido otro balazo a escasos metros de donde estaba la niña, de donde estaba mi esposa”, dijo Montealegre, quien agregó que “lo único que hicimos fue caminar de nuestra casa municipal de campaña (Vamos con Eduardo) a la sede nacional del PLC”.

“Los disparos no vinieron de nosotros, vinieron de Inatec, así que quienes tienen las manos llenas de sangre son otros. Nosotros hemos llamado a la calma”, dijo el candidato.

Llaman a la cordura
Pero la vocera de la Policía Nacional, comisionada mayor Vilma Reyes, aseguró a END que no tenía noticias de ningún fallecido, solamente de cuatro heridos: Eleazar Manuel Marín, de 15 años, herido de bala y llevado al Hospital “Lenín Fonseca”; Yuriel Steven Sandoval, de 18 años, herido en el antebrazo; Róger Antonio Vargas y Esteban Sandoval, heridos con arma de fuego. La institución policial aseguró que investigaría los hechos.

Por su parte, la jefa de la Policía Nacional hizo “un llamado a la cordura” por parte de los simpatizantes de ambos bandos, y aseguró que esa institución tiene efectivos policiales en todos los lugares del país para evitar mayores brotes de violencia y derramamiento de sangre. “Estamos haciendo nuestro trabajo”, enfatizó.