Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

El Consejo Supremo Electoral, CSE, responsabilizó ayer al candidato del PLC a la Alcaldía de Managua, Eduardo Montealegre, “por las consecuencias que puedan seguir generando los desórdenes y amenazas en contra de funcionarios y autoridades” de ese poder del Estado, y que podrían devenir en daños a la propiedad y a la vida humana de terceros”.

Un comunicado del CSE, -coincidente con un feroz ataque a balazos de elementos del FSLN a la sede nacional del Movimiento Vamos con Eduardo- “lamenta” además “profundamente la pérdida de vidas humanas como consecuencia del desorden provocado y promovido por grupos que se han estado expresando de manera violenta y fuera del marco de la ley, motivados en su mayoría por la desinformación que han venido brindando algunos Medios de Comunicación Social”.

Pese a que todo el mundo está claro de dónde ha provenido la violencia, y a que han sido los dirigentes del PLC los que han denunciado fraude electoral, el CSE “insta a los medios de comunicación escritos, radiales y televisivos, en aras de la armonía social, a contribuir de manera cívica dando información cierta y objetiva, conforme a cada una de las etapas que el proceso electoral mismo demanda conforme a los mandatos de la Ley Electoral”.

El CSE “insta al candidato Eduardo Montealegre Rivas y a la Alianza Partido Liberal Constitucionalista a presentar, como establece la ley, si es el caso, los recursos necesarios haciendo uso de los procedimientos que la misma Ley Electoral define para este fin”.

“El CSE ha dado a conocer, como lo establece la ley electoral, los resultados preliminares a la espera de que cada Consejo Electoral Departamental presente los respectivos consolidados en la Secretaría de Actuaciones, ubicada en el Centro de Cómputos en las instalaciones de Metrocentro.

“Asimismo, demandamos a demostrar sin manipulación pública la documentación que manifiesta tener en su poder relativas a actas que no corresponden a la acumulación de resultados en el Centro Nacional de Cómputos, información y documentación que ha sido utilizada de manera maliciosa y perversa para tratar de deslegitimar el proceso electoral del Municipio de Managua”, señalan.