•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

De éxito rotundo fue calificada la “Operación Comando”, una carrera con obstáculos que tuvo una convocatoria de por lo menos 420 personas de todas las edades, quienes llevaron al límite de la resistencia física.

“No nos esperábamos tanto éxito, superó nuestras expectativas y pensamos hacer estos encuentros deportivos al menos dos o tres veces al año para quienes gustan de los deportes y buscan retos personales”, dijo con entusiasmo el organizador del evento, Fabricio Conti, a la vez que agradeció el patrocinio de El Nuevo Diario.

Asimismo, indicó que esta no es una competencia, sino un ejercicio sano de fin de semana para divertirse; por eso la edad mínima para participantes eran los 13 años y estos debían tener el permiso de sus padres.

“La idea no es que llegara más rápido, sino tomar la decisión de llegar. Un mensaje que debe llevarse a nuestras vidas para alcanzar el triunfo. Esa es la sicología de esto. Aquí cada quien debía proponerse llegar a la meta, porque pasar los obstáculos no era tan fácil. Además de un recorrido en subida por carretera y bajar por vereda, también los participantes tuvieron que pasar la zona de los obstáculos”, comenta Conti.

Campo de obstáculos

Bajo esta lógica, la actividad tuvo participación abierta e incluso fueron parte de “Operación Comando”, el equipo élite de Los Dantos, de la Policía Nacional; delegaciones militares de embajadas, invitados internacionales, y por supuesto, la participación de deportistas, físico-culturistas y de personas que gustan de ejercitarse.

El reto máximo de la actividad fue la zona final en un campo con 22 obstáculos. Lo primero era resbalar por una pendiente hasta caer a un charco de lodo, luego saltar tres zanjas, lanzarse a un hoyo y salir de él, otras zanjas debían cruzarse a fuerza de brazos pasando colgado por una estructura metálica y luego pasar por un pozo de agua helada.

La ruta continuó cruzando cuerdas, saltando una docena de llantas entre humo, para luego arrastrarse pecho a tierra por lo menos veinte metros… pero ahí no terminó el recorrido.

Antes de llegar a la meta, los participantes subieron un cúmulo de tierra de diez metros de alto y bajar donde los esperaban cuatro gladiadores; dos hombres y dos mujeres portando hisopos gigantes, con los que cargaron a golpes a los exhaustos competidores antes de llegar a la meta.

Los competidores

El primero en llegar a la meta fue Benito Despacio, un inglés de 46 años que desde hace 13 años radica en la Isla de Ometepe y quien está encantado de la naturaleza nicaragüense.

“Esta es la primera vez en mi vida (que participo) en este tipo de eventos. Yo he hecho trechos mucho más largos en competencias, como “Fuego y agua”. Me parece que este es un trayecto corto, pero fue divertido y me gustó”, dijo Despacio, quien por el esfuerzo y su participación recibió una medalla alusiva, tipo placa militar, como recuerdo.

La estadounidense Abril Hyatt, quien reside en Granada, fue la primera mujer en culminar el recorrido y dijo que deberían hacerse más actividades similares, una opinión que fue compartida por Tania Navarro, campeona de Nicaragua FitGames –en categoría Élite– y quien agregó que en estas actividades no se trata de la experiencia, sino de determinación y el esfuerzo.

Tanto Iván Centeno Pérez, campeón del programa FitGames, como José Dolores Castro Reyes, consideraron los obstáculos completamente extremos y pusieron en juego su desempeño y rendimiento.

“Tu cuerpo tiene que estar adaptado al esfuerzo, debes tener rendimiento para poder pasarlos”, dijo Centeno.

Apoyo

“Operación Comando” fue organizada en tres semanas y solo en la instalación de obstáculos fueron más de US$10 mil. Esto sumado a la logística y los equipos de seguridad, los costos se elevaron al menos a US$15 mil, para brindar las condiciones del evento.

Además de El Nuevo Diario, la actividad fue apoyada por empresas como Ferretería Lugo, Canal 8, Glacial, Polaris y Claro, además de otras como Amazon Construcción, que hizo todas las zanjas, laberintos, fosas y cerros de tierra, entre otros elementos de ingeniería para crear un ambiente interesante para participantes y espectadores.

“Operación Comando” también contó con el apoyo del Benemérito Cuerpo de Bomberos y la Policía Nacional para brindar seguridad al evento.

 

"El evento superó las expectativas y un porcentaje de los fondos recolectados se destinarán al Hogar Infantil “Zacarías Guerra"

 

"Para mí la carrera fue rápida, pero los obstáculos fueron duros de salvar. Para hacer ejercicio esto es buenísimo".

Benito Despacio, primero en llegar a la meta