Ernesto García
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La Iglesia Católica expresó preocupación por las sentencias contradictorias que notificó la CSJ en el caso del empresario Milton Arcia.

El arzobispo de Managua, cardenal Leopoldo Brenes Solórzano, deploró que la Corte Suprema de Justicia, CSJ, halla notificado dos sentencias contradictorias en menos de 24 horas en torno a la batalla legal entre el empresario Milton Arcia Marín y la Alcaldía de Managua, por el Puerto turístico “Salvador Allende”.

“Creo que los magistrados --de la Corte Suprema-- son personas responsables”, dijo el cardenal Brenes al ser abordado por los periodistas en torno a los polémicos fallos dictados en la Sala de lo Constitucional de la CSJ.

Brenes, en declaraciones a los periodistas, insinuó no comprender “por qué un grupo de magistrados dice sí, y otros después dicen no”, en alusión a los dos fallos contradictorios.

“Que los magistrados se abran al Espíritu Santo en cada sentencia y que se dejen iluminar por el Espíritu Santo que es justicia“, abogó el purpurado nicaragüense en declaraciones a los periodistas.

Por su parte el obispo auxiliar de Managua, monseñor Silvio José Báez, se refirió a las polémicas sentencias y señaló que lo sucedido al empresario Arcia está relacionado con la inseguridad jurídica señalada por la Conferencia Episcopal en el documento entregado al Gobierno el pasado 24 de mayo.

Unidos con el papa

Igualmente, el prelado hizo votos para el encuentro por la paz entre Palestina e Israel que sostuvo este domingo el papa Francisco con los presidentes de esos países, tenga el éxito deseado.

Este domingo en los jardines del Vaticano en un hecho sin precedentes el pontífice se reunirá con el presidente de Israel, Shimon Peres, y el de Palestina, Mahmud Abás.

Brenes en la homilía pronunciada en la iglesia del Espíritu Santo, ubicada en la colonia “Maestro Gabriel”, dijo haber enviado una comunicación al papa Francisco, donde le expresó que en las vigilas y las misas de este domingo --en que la Iglesia celebró la fiesta de Pentecostés-- se oró por la paz entre Palestina e Israel.

El conflicto entre estos dos países ubicados en Tierra Santa data desde inicios del siglo XX y tiene entre sus causas el reclamo que hace Palestina a Israel para que le reconozca como Estado independiente y le restituya la soberanía que reclama Palestina como propia.