•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El lago de Managua experimentó un “ligero descenso” en su nivel de agua, el primero en los últimos cuatro años, informó hoy el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter, sin explicar las causas del fenómeno.

“Tenemos unos ligeros descensos en los niveles de agua del lago Xolotlán (de Managua)”, dijo el asesor técnico del Ineter, José Antonio Milán, a través de medios del Gobierno.

El Ineter no informó si el descenso se debe a la escasez de lluvias en el presente año o a un proceso natural tras haber alcanzado una crecida histórica en 2010.

El lago, que tiene una altura promedio de 38.70 metros sobre el nivel del mar, se elevó hasta 42.76 metros sobre el nivel del mar en 2010, y desde entonces se había mantenido más o menos en ese rango.

El descenso registrado este año "no fue significativo", resaltó Milán, sin divulgar la elevación actual del lago.

Es la primera vez que la institución científica del Gobierno de Nicaragua informa de un decrecimiento del lago en los últimos cuatro años.

El lago Xolotlán, ubicado en el extremo norte de Managua, tiene más de 1,000 kilómetros cuadrados de extensión.

En 2012

El Sistema Regional de Visualización y Monitoreo de Mesoamérica, Servir, detectó en octubre de 2012 que el lago Xolotlán había aumentado su volumen en 40.2 kilómetros cuadrados en 2010, es decir, un 3.8 % de su volumen.

El aumento se debió a temporadas húmedas con lluvias intensas ocurridas en la cuenca del Xolotlán en la década pasada, según la información oficial.

Milán afirmó que el decrecimiento del presente año también afectó, de forma mínima, al Gran Lago de Nicaragua, cuya extensión supera los 8,000 kilómetros cuadrados.

Actualmente Nicaragua atraviesa un déficit de lluvias cuyo promedio puede rondar el 20 % respecto a los niveles normales, según informaciones preliminares del Ineter.

Milán dijo que, pese al inminente establecimiento del fenómeno El Niño, que provoca sequía en la mayor parte del territorio nicaragüense, este afectará no afectará al país centroamericano, sino hasta en los próximos meses.