•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Mientras los magistrados de la Corte Suprema de Justicia, CSJ, Francisco Rosales y Armando Juárez, reconocieron haber cometido un “error material” al dictar dos sentencias contradictorias en el caso del empresario Milton Arcia Marín, este recurrió al Cenidh para interponer la denuncia a nivel internacional.

“Inseguridad jurídica hubiera sido que no reconociéramos nuestro error”, ripostó el presidente de la Sala de lo Constitucional de la CSJ, Francisco Rosales Argüello, al referirse a las voces que afirman que lo ocurrido es gravísimo, porque pone en riesgo la seguridad jurídica del país y de toda la sociedad.

Rosales atribuyó el “error material” al hecho de que los magistrados que firmaron la primera sentencia no tuvieron en su poder el expediente donde los recurridos (la Alcaldía de Managua y PGR) se oponían a los recursos de amparo.

A la CIDH

Por su parte Juárez admitió públicamente no haber “analizado correctamente los instrumentos legales” antes de aprobar la primera sentencia favorable al empresario.

Sin embargo, sostuvo que es legal cambiar una sentencia a petición de parte o de oficio “durante el tercer día después de notificadas las partes”, y dijo que Arcia puede seguir reclamando en lo contencioso administrativo.

Pero Arcia a donde recurrió fue al Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, cuyas autoridades anunciaron que recurrirán ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, CIDH, para denunciar lo ocurrido al empresario, quien dijo que si el Gobierno quiere su propiedad, que lo indemnicen con 3 millones de dólares que tiene invertidos allí.