•   Nagarote, León  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El fantasma del terremoto del pasado 10 de abril aún recorre las calles y casas del municipio de Nagarote.

El sábado 7 de mayo, a las 8:14 p.m. se registró un sismo de 4.0 grados en la escala abierta de Richter, a 5.4 kilómetros de profundidad, con epicentro cerca del volcán Momotombo, al noreste del municipio, y en las siguientes tres horas ocurrieron 11 réplicas de menor intensidad.

“Eso fue suficiente para que no durmiéramos tranquilos esa noche, nos desvelamos ya para amanecer domingo”, dijo la señora Alicia Pérez Novoa, habitante del barrio “Julio Buitrago”, del municipio de Nagarote, quien ayer vigilaba las obras de construcción de su vivienda que fue derribada por el terremoto de hace dos meses.

Desde el pasado 30 de mayo hasta la hora de cierre de esta edición, un total de 41 sismos con epicentros cerca del volcán Momotombo han sido registrados por la Red Sísmica Nacional del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter.

“Aquí no ha parado de temblar, es verdad que no se ha repetido uno grande como el de ese día (10 de abril), pero parece que la tierra se quedó temblado y los nervios todavía los tememos alborotados”, aseguró Rosa del Carmen Blanco.

Doña Rosa agradece la pronta respuesta del Gobierno de Nicaragua, porque a dos meses de haber ocurrido el terremoto, su nueva casa estará lista para ser habitada a partir de hoy.

Lento, pero seguro

Unas 20 cuadrillas de la municipalidad de Nagarote, que forman parte del equipo de reconstrucción del municipio, avanzan a paso lento pero seguro, y las personas afectadas están conscientes de que se trabaja con base en una lista de damnificados con diferentes necesidades.

El señor Raúl Macías es el maestro de obras de una de estas cuadrillas. Él tiene a su cargo a dos albañiles y a dos ayudantes, con quienes desde la llegada de los materiales de construcción para los damnificados, hace un mes, ha construido tres viviendas.

El Gobierno dio a cada familia materiales para construir un espacio techado de 5 metros de ancho, por siete de largo.

“Aunque hay familias que por su cuenta aportaron más material para que el espacio les quedara un poco más grande, como de seis metros de ancho por ocho de largo. El aporte de la población es mínimo, solo tienen que poner alambre de amarre, clavos de una y media pulgadas, algunas tablas y el pago de los ayudantes. Cada casa la hacemos en diez días”, aseguró Macías.

Hasta el momento, el estadio de Nagarote sigue funcionando como bodega de todos los materiales de construcción --destinados para los damnificados--, los cuales continúan llegando en camiones todos los días.

Iglesia cerrada

Desde el 10 de abril pasado la iglesia católica de Nagarote permanece cerrada, y monseñor Benito Pentzke tuvo que habilitar un espacio contiguo a la casa cural para celebrar misas.

Tras el terremoto, la iglesia --ubicada frente al parque central de la ciudad-- sufrió severos daños de agrietamiento en sus paredes y derrumbe del techo, que la convirtieron en un edificio peligroso para sus visitantes.

“Por eso monseñor prefirió mejor cerrarla, porque solo se cambió parte del techo, pero por dentro la iglesia necesita muchas reparaciones, así no se puede usar”, aseguró un trabajador de la casa cural.

Desde hace varias semanas, las autoridades municipales no brindan información oficial a la población ni a los medios de comunicación, por lo cual no hay cifras exactas sobre el avance de las obras de reconstrucción en este municipio, donde el miedo por los sismos aún no ha sido eliminado por sus habitantes.

Los temblores dejaron un saldo de dos fallecidos, así como daños a viviendas, hospitales, instituciones públicas y colegios en seis municipios del país.

100 hombre integran las cuadrillas de construcción de viviendas de la Alcaldía de Nagarote.

16 viviendas de las 160 colapsadas en Nagarote, han sido construidas hasta hoy, según los obreros que integran las cuadrillas.

Terremoto lleva más de 800 réplicas desde el 10 de abril

La Red Sísmica Nacional registraba hasta ayer más de 800 réplicas del terremoto de 6.2 grados de magnitud en escala de Richter que sacudió Managua y otras ciudades vecinas el pasado 10 de abril.

MOMOTOMBO ACTIVO

El pasado fin de semana hubo 23 sismos de fallamiento local, de los cuales 21 se ubicaron en los alrededores del volcán Momotombo, en el departamento de León, la misma área del epicentro del temblor del 10 de abril.

ÚTIL DONACIÓN

El Gobierno de Venezuela donó ocho estaciones sísmicas de alta resistencia a Nicaragua para reforzar la red local de vigilancia de sismos. “Es un equipo muy bueno que funcionará en cualquier circunstancia”, dijo Wilfried Strauch, consultor del Ineter.

SOLIDARIDAD

Se trata de la segunda entrega de estaciones sísmicas de Venezuela a Nicaragua, tras la serie de terremotos que afectó al país en abril, con un saldo de dos muertos y cuantiosos daños materiales. La primera fue en abril pasado, de cuatro aparatos.

MÁS VIGILANCIA

El Ineter no ha decidido dónde ubicará las estaciones enviadas por Venezuela, pero existe un plan para colocar más equipos en los alrededores de los volcanes Apoyeque y Momotombo, donde la sismicidad continúa hasta la fecha.