•   Ciudad de Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La velocidad excesiva, la ingesta de alcohol y el uso del teléfono son las principales causas de accidentes de tránsito en Guatemala, donde las autoridades promueven un cambio en la educación vial para afrontar un fenómeno que, según organismos regionales, cuesta la vida de seis personas cada día.

Las estadísticas de los diferentes cuerpos de seguridad y socorro guatemaltecos sobre las muertes en las carreteras son contradictorias; pero en lo que sí coinciden las autoridades, es en señalar a la velocidad, la ebriedad y las distracciones por el teléfono móvil como sus mayores causantes.

Mientras el Instituto Nacional de Ciencias Forenses, Inacif, contabilizó 3,554 muertes a causa de traumatismos y accidentes de tránsito en el año 2013, las autoridades viales hablan de un promedio de 694 muertes por incidentes con automotores en cada uno de los últimos dos años.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) señalan un “subregistro” de datos en Guatemala; la segunda sitúa en seis el promedio de muertes diarias por accidentes de tránsito en el país centroamericano.

Más allá de las cifras, las autoridades guatemaltecas reconocen el problema de los accidentes de tránsito, situados por el Ministerio de Salud como la cuarta causa de muerte en el país, y hablan de sus esfuerzos por cambiar la mentalidad de los conductores a través de la educación y de la puesta en marcha de programas de control vial que ya han dado sus frutos.

El portavoz del Departamento de Tránsito de la Policía Nacional Civil, Gustavo Pardo, declaró a Acan-Efe que Guatemala “entró en una fase de cambio en cuanto a la educación vial” desde mediados del año pasado, con la implementación de programas de educación y seguridad vial.

En ese contexto, los ministerios de Gobernación (Interior) y de Educación firmaron en febrero pasado un convenio para prevenir accidentes, incluyendo la educación relacionada con el tema en escuelas públicas.

“Sabemos que la educación vial es muy importante. Es un tema que tenemos en la agenda no solo a corto plazo, sino también a largo plazo y se está trabajando en el mismo”, aseguró Pardo.

El funcionario resaltó además la importancia de los dispositivos de gestión y control de tráfico aplicados en puntos estratégicos del país y que, de acuerdo a datos oficiales, han dado como resultado una reducción del 30% de los accidentes en el primer trimestre de 2014.