•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Con 63 votos de la bancada sandinista quedó aprobada la nueva Ley de la Policía Nacional, que es cuestionada por los diputados opositores porque establece que la institución del orden esté bajo el mando del Presidente de la República, quien a su vez adquiere el poder de decidir si prolonga o no en su cargo a quien ocupe la jefatura policial.

En tanto, los diputados sandinistas defendieron que la dirección de la Policía siempre ha estado bajo el mando los presidentes de turno, incluso en gobiernos liberales, y defendieron los logros reconocidos internacionalmente a la institución policial.

La nueva Ley también extiende la carrera de los oficiales hasta los 65 años, o 40 de servicio, y prohíbe la investigación de personas naturales y jurídicas. En la votación se registraron 26 votos en contra.

Durante la discusión de la norma que reemplazará a la actual Ley 228, participaron 17 legisladores: 11 de la Bancada Alianza Partido Liberal Independiente, Bapli, y 6 del FSLN.

Posiciones

El coordinador de la bancada del FSLN, el diputado Edwin Castro, destacó que a pesar de que la Policía Nacional es la más pequeña de Centroamérica, con un poco más de 13,000 efectivos, es la institución que trabaja actualmente con más de 180,000 mil ciudadanas y ciudadanos en la seguridad ciudadana, “y por eso es comunitaria”.

Castro agregó que tanto en la nueva Ley como en la Constitución Política se deja claro que la Policía es apartidista, no deliberante, y que está al servicio de la comunidad, y que está avanzando en la política de género.

Por su parte, el diputado Carlos Langrand, de la Bapli, destacó que con esta nueva Ley desaparece la función del Ministerio de Gobernación en su relación con la Policía Nacional, al supeditarse esta institución al Presidente de la República.

“Esta ley lo que hace es darle más injerencia al Poder Ejecutivo sobre un cuerpo que está llamado a velar por la seguridad ciudadana”, dijo Langrand.

Oficiales en retiro

La ley aprobada ayer también plantea reincorporar a oficiales en retiro e integrar 19 especialidades y órganos de apoyo que se han creado desde 2006 hasta la fecha en la Policía Nacional.

También prevé la existencia del Instituto de Seguridad Social y Desarrollo Humano, Issdhu, aumentando las cuotas patronales hasta el 19%, y la de los afiliados hasta el 8%.

 

13 MIL EFECTIVOS forman parte de la Policía Nacional.

 

180 MIL ciudadanos colaboran con la Policía en la seguridad ciudadana.