•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Nicaragua cumplirá con sus metas de producción en el ciclo agrícola 2014-2015, a pesar de los efectos que tendrá el fenómeno climatológico El Niño (menos lluvias), informó ayer el presidente del Banco Central, Ovidio Reyes.

“Llegamos a la conclusión (de) que, con base en la información que obtuvimos y la retroalimentación de estimaciones de producción empresariales, podemos sostener aun las estimaciones de producción para este ciclo agrícola”, indicó Reyes tras una reunión con el sector privado y productivo de Nicaragua.

El sector agropecuario genera unos 950,000 empleos en Nicaragua, y aporta el 18% del Producto Interno Bruto, PIB.

Ajustes

Reyes señaló que en la medida que vaya entrando el invierno, irán ajustando las cifras de producción, pero que, en general, las estimaciones de producción se mantienen, aunque no ofreció cifras.

El presidente de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua, Upanic, Michael Healy, dijo que a pesar de los efectos negativos que pueda tener el fenómeno El Niño en la producción, prevén un crecimiento del 4.7% para el presente ciclo.

En el ciclo agrícola 2013-2014, según cifras preliminares, hubo una producción de 1.7 millones de quintales de arroz y de 7 millones de quintales de maíz.

Análisis

Desde la semana pasada, el Gobierno y los productores sostuvieron 18 sesiones de trabajo para intercambiar información y validar los datos de producción para el presente ciclo agrícola, los cuales serán dados a conocer por el presidente Daniel Ortega.

A inicios de mayo, el Gobierno y los productores comenzaron a mostrar preocupación por los efectos que podría tener en la producción nacional el fenómeno climático El Niño, el cual se prevé que se establezca el próximo mes de julio, y disminuya las lluvias entre un 50 y un 90% en el Pacífico, Sur y Centro del país.

José Adán Aguerri, presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, dijo que en estas reuniones con el Gobierno han logrado validar los datos de producción para el presente ciclo agrícola.

Los más sensibles

Healy, en tanto, expresó que los sectores más sensibles ante el fenómeno El Niño podrían ser el maíz, los frijoles y la ganadería.

“En el caso de la ganadería, nosotros hemos hecho una propuesta de mediano y de largo plazo, que consiste en la cosecha de agua, hay que ver de qué manera se cosecha agua para que en un futuro la ganadería no se vea muy afectada”, manifestó Healy.

Agregó que cuentan con semillas certificadas para la siembra de granos básicos como el frijol, y que otras organizaciones cuentan con programas de asistencia para mejorar el rendimiento en la producción, las cuales estarían poniendo a disposición de los pequeños productores.

Recientemente, el sector bancario propuso a los productores instalar sistemas de riego para no ser afectados por las sequías.

Listos

Los productores señalaron que estarán sembrando de acuerdo con la información que vaya emitiendo el Instituto de Estudios Territoriales, Ineter.

El Niño es un fenómeno meteorológico provocado por un cambio en el movimiento de las corrientes marinas, y por un aumento de la temperatura en las aguas del océano Pacífico, el cual, según los expertos, afectará este año a varios países de Centro y de Sudamérica.

Recientemente, el Consejo Agropecuario Centroamericano llamó a los países del istmo a “redoblar esfuerzos para proteger su agricultura”, concentrando los cultivos en las zonas más húmedas, y utilizando semillas de rápido crecimiento y resistentes a la sequía.

 

Alianzas

Ante los problemas que podría generar el fenómeno El Niño, los empresarios han planteado al Gobierno establecer alianzas con los pequeños productores para mejorar la productividad de algunos rubros.

 

Reingeniería

El sector privado propuso al Gobierno una reingeniería para trasladar la siembra de ciertos rubros a zonas donde llueve.

 

Apoyo

Los grandes productores están dispuestos a apoyar a los más pequeños a través del intercambio de tecnología.

 

Financiamiento

El sector bancario tiene a disposición del sector productivo unos US$500 millones para el ciclo agrícola.

 

10 Por ciento del total de los productores nacionales cuenta con tecnología.