•   Chinandega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Tres años logró sobrevivir Martha Lorena Martínez, habitante de la comarca Santa María, municipio de Posoltega, quien en El Salvador recibió tres impactos de bala en la cabeza, y aunque aparentemente estaba bien, el miércoles último falleció.

Según relato de sus familiares, ella fue atacada por pandilleros que irrumpieron en su casa, en una localidad de El Salvador, con la intención de robarle.

Oscar Calderón, sobrino de Francisco Calderón, exesposo de Martínez, relató que Martínez acababa de culminar su jornada de trabajo, y se aprestaba a descansar, cuando el grupo de delincuentes entró a su vivienda. Milagrosamente escapó de la muerte, pero cuando la asistieron solo lograron extraerle dos de los proyectiles.

Contó que antes del atentado ella laboraba en El Salvador para aportar a la manutención de sus tres hijos, que hoy tienen 17, 15 y 11 años, pero después del suceso se instaló en la comunidad de Santa María, donde trabajaba como comerciante.

“Su mente estaba normal y llevaba una vida tranquila”, indicó Calderón, al contar que hace cuatro días la mujer sufrió de fuertes dolores de cabeza, dificultad para respirar, vómitos y convulsiones, pero al ser atendida en el Hospital España, el neurólogo dictaminó que no era posible extraerle un plomo que se alojó en su frente.

Lamentan deceso

Xóchitl del Carmen Díaz lamentó el deceso de su vecina, a quien consideró una madre ejemplar, porque a pesar de estar lisiada trabajaba todos los días para llevar el sustento a sus hijos y a su familia.

“Ella nunca se amilanó. Es triste lo que pasa con nuestras compatriotas que emigran a buscar a trabajo a otros países, y estos casos quedan en la impunidad. Dios la tenga en su santo reino”, dijo.