•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La enseñanza de las Matemáticas en Nicaragua está experimentando un cambio al dejar de ser un proceso donde el docente explica y orienta ejercicios de forma mecánica, y ello podría tener un impacto positivo en el rendimiento de los estudiantes en dicha materia, y en los exámenes de admisión en las universidades.

Desde el 2006, la Agencia de Cooperación Internacional del Japón, Jica, impulsa en el país el Proyecto de Mejoramiento a la Calidad Educativa de Matemáticas, Promecem, cuya primera fase se ejecutó hasta el 2011 y tuvo como logro la elaboración de libros de texto de Matemáticas, para niños de primero a sexto grados, y de guías para los maestros.

En su segunda fase, que inició en septiembre del 2012 y finalizará en agosto del 2015, el proyecto está trabajando con las ocho escuelas Normales del país (Juigalpa, Jinotepe, Chinandega, Managua, Matagalpa, Estelí, Bilwi y Bluefields) en la formación inicial de los docentes.

Más participación

Kohei Nakayama, coordinador de la segunda fase de Promecem, explicó que el enfoque de resolución de problemas que aplican, tanto en los libros de texto para los estudiantes como en las guías para los docentes, consiste en que estos últimos creen un ambiente en el que los alumnos tengan la oportunidad de analizar los contenidos y discutir posibles soluciones a los ejercicios matemáticos.

“En educación cada día se está innovando, y la tendencia mundial es que el centro de las clases sean los estudiantes, no los maestros; entonces hemos visto muchas clases donde explican los profesores y los estudiantes escuchan, copian y no tienen tantas oportunidades de opinar, pero ahora, con el proyecto, los niños aportan sus ideas y comparten y encuentran por sí mismos la solución”, dijo.

Nakayama refirió que han aplicado encuestas entre los estudiantes, en las que les preguntan si en sus clases de Matemáticas tienen oportunidad de intercambiar ideas, y que hasta el momento el 75% han contestado afirmativamente, cuando antes era menos de la mitad.

El especialista confió en que este cambio en la enseñanza y aprendizaje de las Matemáticas tenga un buen impacto a la hora que los estudiantes a los que está llegando el Promecem hagan los exámenes de admisión en las universidades, en los que, cada año, miles de bachilleres reprueban.

Mejor planificación

Agregó que con el Promecem también se ha puesto en práctica del proceso Estudio de Clase, el cual consiste en que los docentes analizan y buscan cómo mejorar sus técnicas de enseñanza en conjunto, y ello luego se ve reflejado en la planificación de la clase.

“Esta es una forma de capacitación continua, ya se ha implementado en todas las escuelas normales, incluso ellos (los docentes) ya la están aplicando en otras disciplinas como Lengua y Literatura”, indicó.

 

50 profesores normalistas se están capacitando con Promocem.