•  |
  •  |
  • END

Bluefields/ RAAS

En la Región Autónoma del Atlántico Sur han surgido dos nuevos “frentes de lucha” por los comicios municipales del pasado domingo 9 de noviembre. El primero se localiza en Laguna de Perlas, donde el representante legal del PLC, Dean Downs Pondler, denunció que el CEM anuló cinco JRV para adjudicarle esa alcaldía al FSLN.

Según Downs, el CEM lagunero anuló arbitrariamente las JRV números 80-61, 80-70, 80-71, 80-80 y 80-81, de las comunidades de Pueblo Nuevo, El Pedregal y Pondler, con lo que le quitaron al PLC 296 votos que lo ubicaban 42 votos arriba del FSLN. “Si no ha alterado los resultados nosotros (PLC) hubiéramos obtenido 1 mil 484 votos y el FSLN 1 mil 442”, denunció.

El fiscal del FSLN, Waldo Morales, rechazó esta denuncia diciendo que fueron dos las juntas impugnadas, “porque algunos ciudadanos votaron con colillas de solicitud de cédulas, incluso dos hermanos votaron con la misma cédula”.

Downs insistió en que son cinco las JRV anuladas, y señaló que la impugnación fue ilegal porque se hizo en el CEM ubicado en la cabecera de Laguna de Perlas y no en las mismas juntas donde se realizó la votación.

Sin embargo, Morales se defendió argumentando que los fiscales sandinistas no pudieron introducir la impugnación en las respectivas JRV porque algunos activistas del PLC armados con machetes y pistolas los habían amenazado con matarlos ahí mismo.

César Oporta --uno de los votantes del PLC que se encontraba en Pueblo Nuevo-- negó que hayan amenazado a los fiscales sandinistas. También negó que hayan votado con colillas de solicitud de cédulas; “lo que pasa es que algunas personas que habían venido de Huapí y El Tortuguero habían solicitado cambio de domicilio, y no es culpa de ellos que no aparecieran en el padrón”, justificó.

Para Waldo Morales --al decir que llegaron votantes de Huapí y El Tortuguero-- el mismo César Oporta revela que el PLC traslada votantes de un lugar a otro para inclinar la balanza a su favor.

Oporta señaló que consultaron con el CEM de Laguna de Perlas, donde los autorizaron a votar con las solicitudes de cambio de domicilio, y al mismo tiempo advirtió que la gente de Pueblo Nuevo es pacífica, pero puede recurrir a la violencia si no les respetan su derecho a votar.


Tensión en Karawala
En Karawala (cabecera de la Desembocadura de Río Grande de Matagalpa), el representante legal del PLC, Rendell Hebberth, denunció que el partido indigenista Yatama movilizó simpatizantes de Prinzapolka (RAAN) para que votaran por el FSLN.

Pero el presidente del CEM de la Desembocadura de Río Grande, Alisio López Huete, desmintió a Hebberth, y explicó que en ese municipio sólo votaron las personas que estaban registradas en el padrón electoral.

López denunció que el día de las votaciones unos 150 activistas del PLC rodearon el CEM y lo amenazaron de muerte, “por lo que tuve que pedir el auxilio de soldados de la Fuerza Naval que llegaron a dispersar a las personas furibundas que realizaron un disturbio donde seis personas resultaron heridas”.