•   Matagalpa y Managua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Representantes de grupos de mujeres que protestaron interrumpiendo el tráfico en puntos estratégicos de la Carretera Panamericana Norte y Sur, en Managua y Chinandega, consideraron que es “tarea de todos” frenar o reducir el crecimiento alarmante de los casos de femicidio.

“El llamado a decretar una alerta roja máxima extrema significa que todos nos hagamos cargo del problema, como algo que nos compete a todos, a cada ciudadano, a cada medio de comunicación, a cada institución del Estado, y queremos que la gente y los gobernantes no volteen la cara a otro lado y se den cuenta de la gravedad del problema”, expresó María Teresa Blandón, del Movimiento Feminista de Nicaragua.

Paran tráfico

Las activistas consideran que el asesinato de 43 mujeres en lo que va del año representa un subregistro de la cantidad real de crímenes, de los cuales más de la mitad de los culpables están libres.

Durante una hora, el tráfico nacional e internacional que circulaba sobre la Carretera Panamericana Norte y Sur se vio interrumpido por plantones simultáneos realizados frente al Aeropuerto Internacional “Augusto C. Sandino”, en Managua, y en la carretera principal de Chinandega.

También hubo paros en el tráfico en ciudades del norte del país, como Matagalpa y Ocotal.

“Ya no necesitamos una muerta más para que esta sociedad y el Estado se preocupen por la vida de las mujeres… Quizás se vea como que hacemos perder el valioso tiempo de los transportistas y conductores que circulan por aquí, pero hay 43 mujeres que ya perdieron su vida y no se les ha hecho justicia ni a la mitad”, indicó Patricia Orozco, del Movimiento Amplio de Mujeres.

Urge prevención

En Matagalpa, las organizaciones feministas defensoras de los derechos de las mujeres, niñez y adolescencia, aglutinadas en la Comisión Ejecutora de la Comisaría de la Mujer y la Niñez, realizaron su segunda reunión de evaluación.

Al encuentro asistieron jueces especializados en violencia, el Ministerio Público y la Comisaría de la Mujer de la Policía Nacional.

“Han habido casos de denuncias de víctimas antes del femicidio, y aunque se les dio el seguimiento, no se tomó la medida necesaria de prevención de violencia, porque cuando la víctima dice que fue amenazada de muerte, prácticamente se toma como una retórica más de las mujeres que son víctimas de violencia, sin embargo es lamentable darnos cuenta de que al final sí hubo un femicidio”, lamentó Ivania Sancho, titular del Juzgado Especializado en Violencia de Matagalpa.

Mientras tanto en la ciudad de Ocotal, el comisionado Javier Martínez, segundo jefe policial en Nueva Segovia, recibió frente al edificio policial a más de cien mujeres que iban vestidas con camisetas moradas y que portaban en sus manos carteles con frases de condena a la imparable ola de femicidios en el país.

 

(Con la colaboración de Róger Olivas y Leoncio Vanegas).

 

20 efectivos policiales resguardaron la entrada al aeropuerto capitalino.