• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Los primeros casos de la fiebre chikungunya en las Américas aparecieron en las islas del Caribe en diciembre de 2013, y ahora la enfermedad está en países cercanos a Nicaragua, elevando así el riesgo de que sea “exportado”, tal como ha sucedido en Venezuela y en Cuba, adonde el virus llegó desde República Dominicana.

210614 avance

En Venezuela, donde el ministro de Salud de ese país confirmó ayer la existencia de seis personas afectadas por el virus del chikungunya, los dos primeros casos fueron de personas que lo adquirieron en República Dominicana, por lo que se denominan “casos importados”.

República Dominicana es uno de los países donde se presentaron los primeros casos desde que el virus emergió en la región, pues la enfermedad apareció por primera vez en Tanzania en 1952, y ha causado epidemias en Asia y en África.

Datos de la OPS señalan que desde diciembre de 2013 hasta el pasado 6 de junio había en las islas del Caribe y en la Guyana Francesa 163,072 casos sospechosos y 4,129 confirmados, así como 14 fallecidos por el virus del chikungunya: 9 en Martinica, 3 en San Bartolomé, 1 en República Dominicana y 1 en Guadalupe.

Alerta en Centroamérica

Un mapa actualizado hasta la misma fecha por la OPS, detalla en qué países los casos son autóctonos (que se deben a picaduras de mosquitos infectados que circulan en la zona) o importados (cuando las personas adquirieron la enfermedad fuera de sus países).

En ese sentido, los casos de todas las islas del Caribe y de la Guyana Francesa son autóctonos, mientras que los de Venezuela y Panamá, y otros detectados en Estados Unidos, Cuba, Chile, Barbados y Aruba son importados.

En Cuba, el Gobierno informó el miércoles que habían confirmado seis casos, e indicó que los afectados son cubanos “vinculados al comercio ilícito” que habían viajado recientemente a Haití y a República Dominicana.

La OPS no ha determinado si los casos registrados en El Salvador son autóctonos o importados, pero ya suman más de 1,200, lo que motivó al Gobierno de ese país a activar una alerta amarilla en los siete municipios más afectados.

Los países centroamericanos comenzaron a tomar medidas ante el inevitable avance del virus chikungunya, una enfermedad viral nueva en la región y difícil de detectar por causar síntomas parecidos al dengue.

Guatemala, por ejemplo, declaró alerta preventiva ante el posible ingreso de la enfermedad.

En Nicaragua, el director de Epidemiología del Ministerio de Salud, Minsa, doctor Carlos Sáenz, ha intensificado la vigilancia en puertos, fronteras terrestres y en el aeropuerto internacional para detectar a personas que presenten los síntomas.

El Minsa aseguró que el personal médico está capacitado ante el virus chikungunya.