•  |
  •  |
  • END / Canal 11

Redacción Central

La decisión del Consejo Supremo Electoral (CSE) de revisar las actas de escrutinio del municipio de Managua fue calificada por el candidato a alcalde de Managua, Eduardo Montealegre, como un paso positivo, pero insuficiente, ya que las irregularidades que hubo antes, durante y después de las elecciones se presentaron en todos los municipios del país.

"Vemos esto como un paso en la dirección correcta, positivo, pero sólo es un paso, los problemas de las irregularidades no se dan solamente en Managua, sino en todos los municipios del país, antes, durante y después de las elecciones, por lo tanto sostenemos nuestra posición enviada por el representante legal de la Alianza PLC-PLI-VCE el día de ayer al Consejo Supremo Electoral que había que haber una revisión total de cada uno de los municipios del país", aseguró el candidato a Alcalde de Managua.

Entrevistado anoche vía telefónica por la televisora norteamericana CNN, el presidente del CSE, Roberto Rivas, descartó la petición de Montealegre precisando que su Alianza no es un partido, y, por lo tanto, no puede estar exigiendo recuento en todo el país.

Montealegre dijo anoche en conferencia de prensa, que por la transparencia de este proceso electoral, la Alianza PLC-PLI-VCE se une al llamado que hizo la Conferencia Episcopal en la que señalaba textualmente, que "este conteo de las actas en manos de los partidos participantes y cómo fueron firmadas al momento del cierre de las JRV, debe ser ante los partidos políticos y ante organismos de observación nacional e internacional", posición que también ha sido respaldada por el Cosep, Amcham, las iglesias evangélicas y organismos de la sociedad civil.

El candidato a la Alcaldía de Managua también consideró que previo a la revisión total de las actas, el Consejo Supremo Electoral primero debe publicar el 100 por ciento de los resultados preliminares provisionales tal como lo mandan la Ley Electoral y el Calendario Electoral para que los partidos puedan comparar los mismos con sus actas, así como para posteriormente someter los recursos correspondientes.

Agregó que para que este proceso sea justo, el CSE debe emitir además un reglamento que regule todo el procedimiento de revisión.

"Debe quedar claro que nosotros respaldamos la posición de cada uno de los alcaldes, que de acuerdo a sus actas de escrutinio salieron electos... nosotros no podemos decir que nuestra preocupación es solamente por la Alcaldía de Managua, esto va mucho más allá. Aquí estamos luchando por la democracia, por la transparencia de un proceso electoral, y nos estamos jugando la convivencia democrática de todos los nicaragüenses", expresó Montealegre.

Cabe destacar que la notificación del CSE, que fue enviada ayer al representante
legal de la Alianza Partido Liberal Constitucionalista, Wilfredo Navarro, indica que "los fiscales nombrados deberán presentarse al Centro Nacional de Cómputos a más tardar a las diez de la noche de hoy 12 de noviembre de los corrientes".

CSE no quiere observadores
El Consejo Supremo Electoral, CSE, aseguró que haría un recuento acta por acta en el municipio de Managua, pero descartó cualquier tipo de observación a no ser de los fiscales de los partidos políticos.

Mientras, el Partido Liberal Constitucionalista, PLC, rechazó la resolución, y afirmó que sólo aceptaría un recuento de todo el país, boleta por boleta y acta por acta, y con la presencia de observadores nacionales e internacionales.

El magistrado Presidente del CSE, Roberto Rivas, consideró que el recuento era una concesión del Poder Electoral para abonar a la transparencia en el cómputo de los resultados, pues reiteró que la Ley Electoral no contempla recuento acta por acta.

“Por un gesto adicional les ofrecemos que vamos a proceder a revisar los resultados de juntas por juntas en las actas, pero de ahí no hay nada que hacer, lo que de ahí salga es lo que es”, afirmó Rivas.

Ante la petición de observadores, Rivas dijo que sólo permitiría fiscales de los partidos políticos porque “no quiero procesión”, y descalificó a los organismos de observación nacional. El conteo sería dividido en cinco equipos de trabajo, uno por cada Distrito.

“Supuestas boletas en basureros…”
Ante los hallazgos de boletas en basureros de León y Tipitapa, Rivas aseguró que harían una investigación a fondo de lo que llamó “supuestas boletas y casos muy interesantes”. Según Rivas, las boletas de León eran de los municipios de Nagarote y La Paz Centro, pues de la cabecera departamental ya tienen la totalidad en bodegas.

Adicionalmente descalificó cualquier tipo de boletas que se encuentren botadas, pues según él, ya tiene la mayoría del material electoral en bodegas, y las boletas y actas que no han llegado son un porcentaje mínimo.

Magistrados liberales de amores
El magistrado liberal René Herrera dijo que con la resolución del CSE quitaban el pretexto de la falta de transparencia en los resultados, y consideró que todos los magistrados de ese poder del Estado habían buscado una salida rápida a la tensión que vive el país.

“Estamos unidos en el CSE y esta decisión es la mejor muestra de ello, pese a que muchos quieren llevar el país a un despeñadero”, aseveró Herrera.

Reunidos con Cuerpo Diplomático
Los magistrados del CSE se reunieron con el Cuerpo Diplomático, y explicaron los tiempos que, según la ley, tienen para los recuentos de actas y la interposición de los recursos de revisión.

Según Rivas, explicaron que habían recibido a Montealegre, pero que éste sólo había presentado dos actas. Además, reveló que en una llamada telefónica pidió a Montealegre que publicara en los medios de comunicación las actas que posee.

En alusión a la Iglesia
Lang: “Comete pecado mortal”
Ante el comunicado de la Conferencia Episcopal en el que llama a los magistrados del Poder Electoral, “que por su dignidad personal actúen con honestidad, transparencia e imparcialidad”, el magistrado Emmett Lang afirmó que tenían mucha pena por los señalamientos de organizaciones que dicen tener prestigio y amar al prójimo y que no lo hacen.

“Decir que este CSE ha manipulado resultados es denigrar al prójimo, y eso es pecado mortal. Llamo a todas las instituciones a tener el respeto por respeto propio y permitirnos que en estos momentos salgamos de la mejor manera con civismo”, afirmó Lang.

Por su parte, el magistrado Rivas consideró que la Conferencia Episcopal se adelantó a los hechos y emitió un comunicado que parecía haber estado redactado en alguna Embajada, en referencia a la embajada estadounidense.

“Estuvo más ponderado el comunicado del Cosep que el de la Conferencia Episcopal”, afirmó Rivas.