•  |
  •  |
  • END

Este año los sordos tendrán su reina. La comunidad elegirá el próximo 15 de noviembre a su Miss Sorda, en el marco del 22 aniversario de la Asociación Nacional de Sordos de Nicaragua (Ansnic), lo que convierte al certamen en el pionero en su ramo.

Reyna Cruz, una de las directivas de la Asociación, explica que se trata de una actividad con la cual intentan demostrar que son capaces de integrarse a la sociedad. “Somos una comunidad dentro de otra comunidad, y también contamos”, reitera a EL NUEVO DIARIO a través de la intérprete del lenguaje de señas, Amy Ortiz.

Cruz detalla que la elección se realizará el próximo sábado en la Asociación, con la ayuda de intérpretes de señas, quienes en todo momento serán el puente de comunicación entre las participantes y el jurado, que estará conformado por especialistas de belleza.

Una integrante del jurado será Miss Nicaragua 2007, Xiomara Blandino, quien fue una de las diez semifinalistas de Miss Universo 2007, hazaña que por primera vez logró una nica en 1977, y que 30 años después consiguió Blandino.

El evento, a diferencia de los certámenes de belleza tradicionales como el de Miss Nicaragua, acontecerá a las 10 de la mañana, porque las participantes del certamen, aparte de la de Managua, provienen de Matagalpa, Masaya, Granada y Estelí. “Y los papás, que son quienes las acompañarán, pues las candidatas tienen de 15 a 19 años, quieren viajar ese mismo día a sus departamentos”, expone Cruz.

Pero hay otra novedad: en el certamen no contarán el peso ni la altura. Lo único que se evaluará son los conocimientos sobre Nicaragua y sobre la Asociación que tengan las concursantes. Así como el desenvolvimiento en pasarela, ya que las jovencitas modelarán trajes deportivos y de fantasía.


¿Qué dicen las candidatas?
Las siete candidatas a Miss Sorda de entrada sienten que el concurso es “especial”. Elizabeth Borge, una de las que aspira al cetro por Managua, deja entrever como cualquier adolescente que se enfrenta a un certamen de belleza, está feliz y ansiosa. “Nunca antes había participado en un concurso, hasta ahora lo haré y por eso estoy contenta”, menciona a través de Ortiz.

En tanto, Sayda Parrales, también de Managua, expresa que lo importante para ella no es ganar, “sino participar, porque la experiencia es linda, claro, al principio nos pusimos nerviosas, pero ya eso lo venimos superando con las prácticas de modelaje que tenemos”, dice.

Las clases de pasarela corren a cuenta de cada muchacha. Ellas están incluso vendiendo bonos para sufragar sus gastos de preparación y algunas cuentan con el apoyo de amigos de cara al concurso.

Perla Sánchez, candidata a Miss Sorda por Masaya, subraya que en su caso recurrió a un amigo, quien le da clases de modelaje y de baile en su casa de habitación. Jazmina Medina, una de las más jovencitas del grupo y candidata por Ticuantepe, menciona por su parte que está preparándose por su cuenta.

Cruz refirió que la entrada al certamen es gratuita. “No cuesta nada, pues nuestro objetivo es darnos a conocer y que la gente conozca que somos iguales, que podemos participar en concursos de belleza y que merecemos que se nos abran las puertas”, insiste. Mientras tanto, el reto de las candidatas, es entre otras cosas, que el certamen se institucionalice.



Selección libre
Contrario a los concursos de belleza tradicionales, la preselección de candidatas a Miss Sorda fue libre. “La Asociación (de Sordos) anunció el concurso y se apuntó la que quería participar, así fue como llegamos al concurso”, explica la candidata a Miss Sorda, Elizabeth Borge.