Edgard Barberena
  •   MANAGUA  |
  •  |
  •  |
  • END

La decisión del Consejo Supremo Electoral, CSE, de revisar las actas de escrutinio del municipio de Managua, “marca muy claramente una intencionalidad de apertura y flexibilidad”, dijo el vicepresidente de la República Jaime Morales Carazo al opinar sobre la tensa situación política que atraviesa el país.

Aseveró que la decisión de las autoridades electorales, “abre un sendero que pueda conducir a un mejoramiento en el clima de tranquilidad, al logro de un consenso y la preservación de la institucionalidad del país”.

Al ser consultado Morales sobre las condiciones que establecieron Eduardo Montealegre y sobre declaraciones de algunos diplomáticos relacionados a condicionamientos, el vice mandatario comentó que “ningún ciudadano o entidad nacional o mucho menos extranjera, tiene derecho a pretender imponer condiciones al margen o contrario a la ley que en materia electoral específica, lo contrario sería propiciar la anarquía y el injerencismo.

“Desfortunadamente todavía tenemos algunos émulos de aquellos que trajeron a William Walker en el Siglo XIX, cuya herencia parece no haberse extinguido aún pese a la tragedia que nos ocasionó. Esos que corren presurosos a las embajadas y a los organismos internacionales para dirimir los problemas internos que solo competen a los nicaragüenses", remarcó el vice mandatario.

Sobre pronunciamientos de organizaciones religiosas y empresariales, Morales Carazo manifestó que algunos líderes y organizaciones pueden haberse precipitado incluso, en la mejor buena fe, sin esperar con prudencia a que se agoten los tiempos que establece la Ley Electoral, que concluyen hasta el 5 de diciembre.

“Yo respeto todas las opciones que sean razonables o explicables”, sin embargo, agregó “la decisión del CSE de hacer una revisión de las actas puede contribuir a desactivar el detonante que estaba propiciando mayores especulaciones y escalada de la violencia en nuestras calles, sin embargo puede esperarse que algunos pretendan continuar con posiciones radicales o extrema y tratar de imponer mayores condicionamientos”, comnetó.

Sobre la insistencia de Montealegre que no basta "no olvidemos que Managua representa más del 30% de todo el electorado y por otro lado, algunos organismos que se han venido especializando por muchos años, como Ética y Transparencia y el Instituto para la Democracia (IPADE), dan por sentado, especialmente los de Ética que en más de 100 municipalidades pareciera que hay normalidad en las cifras con lo cual quedarían un poco más de 30 municipalidades con ciertas dudas".