•  |
  •  |
  • END

El Arzobispo de Managua, monseñor Leopoldo Brenes, se mostró a favor de que el recuento de las actas de escrutinio se realice a nivel nacional, tal como lo solicitó la Alianza Partido Liberal Constitucionalista (PLC). “Las recomendaciones que hacíamos no son exclusivas para Managua, si el documento fuese exclusivo para Managua no lo hubiese firmado la Conferencia Episcopal”, aseguró ayer Brenes.

La Conferencia Episcopal emitió un comunicado dos días después de las elecciones, en el que instan al Consejo Supremo Electoral (CSE) a revisar y cotejar las actas de escrutinio en poder de los partidos políticos y del CSE.

“Consideramos que uno de los principales caminos para superar la desconfianza generalizada de la población en estos comicios, es la revisión y cotejo de las actas en manos de los partidos políticos, tal como fueron firmados en el momento de cierre de las JVR, ante fiscales de los partidos políticos y de organismos de observación nacionales e internacionales”, contenía el comunicado.

El CSE, sin embargo, accedió a revisar sólo las actas de Managua. Consultado por los periodistas, el arzobispo Brenes no quiso decir claramente que estaba en desacuerdo con la decisión de los magistrados electorales, y se limitó a señalar que el comunicado de la Conferencia Episcopal recogía el sentir nacional, por eso al inicio el saludo era: “Queridos hermanos nicaragüenses”.


“Una escuela para todos”

A juicio del Arzobispo, estas elecciones “deben ser una escuela para todos, porque en dos años estaremos nuevamente en elecciones. Y ojalá que pronto acabe esto y que en las (elecciones) de 2011 no pasemos esta situación nuevamente”.

Brenes llamó a los partidos políticos a “no desesperarse”. “Hay que tomar en cuenta los cauces que la Ley Electoral da. Invito a líderes políticos a no mantener acciones de violencia, las protestas pueden darse, pero en un ambiente de no violencia”, aconsejó.

El arzobispo Brenes tampoco quiso referirse a las declaraciones del magistrado del CSE, Emmet Lang, quien en días pasados expresó que “decir que este CSE ha manipulado resultados es denigrar al prójimo, y eso es pecado mortal”.

“Nosotros no somos obispos de ‘X o Y’ tendencias ideológicas, somos pastores. En la Iglesia no tienen banca ésta u otra persona”, aseguró Brenes.