• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

El Canal Interoceánico saldrá al Caribe por Punta Gorda, al Pacífico por la desembocadura del río Brito, en Rivas, y atravesará el lago Cocibolca, pasando por Tule y El Cangrejal, teniendo una longitud estimada de 278 kilómetros, anunció ayer la concesionaria HKND Group.

Aún no se ha determinado por cuáles comunidades de la Región Autónoma del Caribe Sur (RACS) ni de Rivas pasará, sin embargo está previsto que en lo que resta del año se realicen los estudios de impacto ambiental que determinarán las obras de mitigación que se deberán emprender en la ruta elegida.

Dong Yunsong, ingeniero principal de gestión de HKND, explicó que fue escogida la ruta número cuatro, de seis en total, porque con esta “se minimizan los impactos ambientales y sociales”. Dicho trayecto abarcaría 105 kilómetros del lago Cocibolca.

010714 rivas

DATOS

El ancho del Canal fue estimado entre 230 y 520 metros, y la profundidad entre 27.6 y 30 metros, permitiendo el paso de “portacontenedores de 25,000 TEU, barcos graneleros de 400,000 toneladas, y petroleros de 320,000 toneladas”.

“La capacidad del Canal es de 5,100 barcos anuales, con 30 horas de tránsito por cada barco”, precisó Dong Yunsong durante una comparecencia en la que estuvieron presentes miembros de la Comisión del Gran Canal, empresarios y periodistas, y en la que no se determinó el costo de la obra ni la duración.

LOS SUBPROYECTOS

La megaobra está compuesta por seis subproyectos. El primero es el Canal, en el que se construirían dos esclusas, una en el Pacífico, cercana a la comunidad de Río Grande, en Rivas, y otra denominada “Camilo”, en el Caribe, cerca de la confluencia del caño Eloísa y del río Punta Gorda.

Dong Yunsong indicó que las esclusas serán “de una vía” y tendrán “tres escaleras continuas” porque así se ahorrarán “los recursos hídricos y se reducirán los gastos de agua” en las mismas.

Según el funcionario de HKND, “la operación del Canal no causará cambios significativos” en el nivel del Cocibolca, que “básicamente mantendrá la condición actual, ni afectará la oferta de agua para uso productivo o doméstico de los habitantes de la cuenca”.

“El Canal aprovechará principalmente el agua captada de la cuenca del río Punta Gorda, la oferta de la cual es suficiente para la operación del Canal”, dijo Yunsong.

Asimismo, indicó que construirán un lago artificial similar al lago Gatún, de Panamá, cerca de Atlanta (que está ubicada en Bluefields, fronteriza con Nueva Guinea), cuya superficie será de 395 kilómetros cuadrados. Su “nivel de agua se mantendrá igual que el del Lago de Nicaragua”, afirmó.

Está previsto que durante toda la ruta canalera se instalen 41 depósitos de material, ocupando un área total de 158 kilómetros cuadrados.

“La superficie de estas zonas será aplanada y podrá ser utilizada como tierras agrícolas de alta calidad o para otros propósitos después de tomar medidas de restauración”, añadió Yunsong.

AEROPUERTOS

Entre los subproyectos resaltan dos puertos, uno en el Caribe, en Punta de Águila, y otro en el Pacífico, en Brito, donde está previsto construir un muelle de petroleros y otro multifunción. Este último serviría como muelle para la Zona de Libre Comercio.

Esa Zona de Libre Comercio es otro de los subproyectos y estaría ubicada “a

20 kilómetros de la Carretera Panamericana y de Rivas; a 120 kilómetros de Managua; a 8 kilómetros del complejo turístico planeado al sur; a 17 kilómetros de San Juan del Sur, y a 16 kilómetros del nuevo aeropuerto de Rivas”.

Dicha Zona de Libre Comercio estaría dividida en cuatro: una Zona de Libre Comercio, una Zona de Oficinas Financieras, una Zona de Procesamiento para Exportación, y una Zona Urbana.

El proyecto contempla que solamente la Zona de Libre Comercio produciría “30,000 puestos de trabajo, y su monto total de comercio de exportación e importación del año 2030 llegará a US$25,000 millones”.

“Se establecerá una Zona Urbana, con un área de 15.08 kilómetros cuadrados que es capaz de albergar a 140,000 habitantes”, dijo el funcionario de HKND, quien agregó que en la Zona de Oficinas Financieras se brindarán servicios financieros, comerciales y de transportación.

Además de cuatro complejos turísticos, plantea la construcción de un aeropuerto que estaría ubicado al norte de Rivas.

“Según lo planeado, la clase de espacio aéreo es 4E. El aeropuerto tendrá una capacidad para 1.05 millones de personas, una pista de 3,200 metros y el terminal de 15,000 metros cuadrados”, dijo.

190 MEGAVATIOS se necesitarán para construir la obra.

14.1 MILLONES de toneladas de cemento.

4.4 MILLONES de toneladas de acero.

5.2 MILLONES de toneladas de combustible.

149 MILLONES de toneladas de arena y piedra.

El Cocibolca en juego

Matilde Córdoba

Entre los retos ambientales que supone la construcción del canal interoceánico está el minimizar el consumo del agua del Cocibolca, el diseñar esclusas para controlar la intrusión salina y, entre otros, mejorar el manejo de las cuencas, especialmente del río Punta Gorda, consideró Alberto Vega, de la empresa Environmental Resources Management (ERM), a cargo de los estudios de impacto ambiental.

Vega explicó ayer las causas por las que fueron descartadas cinco de las seis rutas estudiadas, e indicó parte de las estrategias que se llevarán a cabo para mitigar los efectos del canal en el medioambiente y en la sociedad.

El consultor precisó que el megaproyecto cruza parte del territorio Rama en el Caribe y la comunidad nahua en Rivas, por lo que se hace preciso consultar a esta población, realizar una investigación socioeconómica detallada en el área de estudio, preparar un censo y consultar a las familias afectadas sobre las opciones de reasentamiento.

Alternativas

Asimismo, dijo que deberán rehabilitarse las áreas degradadas en las Reservas de Indio Maíz y Punta Gorda “y mejorar la gestión de cuencas”. Vega insistió en que es necesario “proporcionar alternativas y mejores condiciones de vida, y una compensación y financiamiento para mejorar el sitio Ramsar de San Miguelito”.

En las actividades de estudios ambientales efectuadas hasta ahora, explicó que han participado 30 especialistas de EMR y 80 biólogos y expertos nicaragüenses.

También indicó que será necesario reasentar a varias comunidades, pero evitó precisar la cantidad de gente que sería afectada.