• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Unas 277 comunidades se encuentran dentro del área de impacto de la ruta del canal interoceánico y más de una docena de animales que integran la Lista Roja de Especies Amenazadas habitan la ruta por donde se contempla construir el megaproyecto, informó ayer el Centro Humboldt.

Entre esas especies se incluyen tres de tortugas marinas, la lapa verde, el danto, el mono araña y algunos tipos de ranas.

010714 ruta“Cuando hablamos de área de impacto, nos referimos a una faja de 10 kilómetros hacia el norte y 10 kilómetros al sur de la propia línea canalera por donde navegarán los barcos; ahí tenemos más de doscientos poblados, que incluyen seis municipios y una cabecera municipal”, dijo Maura Paladino, oficial de Incidencias Ambientales del Centro Humboldt.

Alberto Vega, de la empresa Environmental Resources Management, ERM, a cargo de los estudios de impacto ambiental, precisó, durante la comparecencia en la que se informó sobre el trayecto canalero, que “en el área de estudio potencialmente viven especies que han sido incluidas” por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, UICN, en la Lista Roja de Especies Amenazadas.

Sitios Ramsar

Como estrategia para mitigar los efectos de la construcción del canal, indicó que han previsto realizar una investigación que identifique los hábitats críticos y naturales. Asimismo, consideran que se debe desarrollar, en consulta con organizaciones conservacionistas, “planes para mitigar y compensar (offsets) los impactos inevitables”.

La ruta propuesta, que saldrá al Caribe por Punta Gorda y al Pacífico por Brito, cruzará el Sistema de Humedales de San Miguelito, uno de los ocho sitios Ramsar que hay en el país. Según Vega, “el área ha sido ya impactada por los efectos de la agricultura, la ganadería y especies invasoras”.

Como estrategia han propuesto consultar “con la Convención Ramsar y el Gobierno de Nicaragua para desarrollar un plan de compensación para el impacto complejo de los humedales de San Miguelito”.

La ruta escogida cruzará también la Reserva Natural Cerro Silva y una parte del Corredor Biológico Mesoamericano. La importancia de la Reserva Natural Cerro Silva radica en que contiene ecosistemas costeros, humedales y bosque tropical. Se extiende desde el margen del río Grande de Matagalpa hacia el sur, hasta territorio costarricense.

Otras zonas

Vega agregó que serán afectados entre 15 y 20 kilómetros del Corredor Biológico Mesoamericano, afectando bosques de palmas y también Booby Cay, un área considerada importante por Birdlife International por ser hábitat de aves marinas.

ERM detalló que en el Pacífico se afectará la playa y estuario de Brito. La anidación y forraje para tres especies de tortugas se verán perturbados. En la bahía de Brito se congregan ballenas y delfines. También se verá afectado el bosque seco adyacente, que es hábitat del mono araña.

Demandan estudio

Una valoración paralela a la presentación oficial del Gran Canal Interoceánico realizada por el Centro Humboldt advierte que ante la falta de los estudios ambientales necesarios previos al inicio de la construcción del megaproyecto, se corre el riesgo de que haya un deterioro ambiental con daños irreversibles.

“Nosotros demandamos la presentación de los estudios técnicos completos para que junto a la convocatoria que hagamos a otros profesionales de alta calidad técnica del país, poder hacer una revisión minuciosa del estudio y así dar a conocer a la opinión pública nuestra valoración como grupo de profesionales independientes”, expresó Víctor Campos, director del Centro Humboldt.

A pesar de que el Gobierno anunció que en los próximos meses empezará un proceso de consultas con los diferentes sectores de la sociedad sobre la viabilidad económica y beneficios sociales de esta obra, los ambientalistas esperan poder incidir de manera real en dicho proceso.

“Se anunciaron las consultas, pero consideramos que estas no deben ser reuniones informativas, sino procesos de consulta legítimos, donde haya la posibilidad de entrar en diálogo con los personeros que van a presentar el estudio y que sean capaces de recoger los aportes que se hagan”, considera Campos.

"No estamos en contra de este proyecto. Estamos advirtiendo de los riesgos y las cosas que pueden fundamen-talmente dañar de manera irreversible nuestras condiciones ambientales".

Víctor Campos,

Director del Centro Humboldt

HKND no ignora riesgos

En la información oficial, la empresa HKND Group admite que “es inevitable” que el gran canal atraviese por áreas protegidas, por lo que considera necesario aplicar una estrategia de “jerarquía de mitigación”.

Consultas

El consorcio propone implementar consultas con el Gobierno y organismos no gubernamentales claves, sobre la factibilidad de mitigar y compensar los impactos inevitables.

Preocupaciones

Debido a la construcción del gran canal, los ambientalistas señalan que preocupa el destino de las miles de toneladas de sedimento que se producirán con las excavaciones.

Ejecución

Según las proyecciones oficiales, en noviembre podría estar listo un estudio de impacto ambiental y en diciembre se espera arrancar con la construcción de la obra.