• Rivas, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

El narcotráfico internacional sufrió la mañana de ayer un fuerte golpe en el Puesto Fronterizo de Peñas Blancas, Rivas, donde la Policía Nacional ejecutó la “Operación Tabique”, que permitió la incautación de 240 tacos de cocaína que eran transportados en un contenedor.

Según la versión policial, la droga procedía de Costa Rica y era “camuflada”, entre un cargamento de 3,100 cajas de galletas.

De acuerdo con el comisionado mayor Sergio Gutiérrez, los 240 tacos de cocaína iban escondidos dentro de una caleta acondicionada en el fondo del contenedor que era halado por el cabezal blanco con placa de Costa Rica número C 160174, conducido por el costarricense William Araya Arce, de 35 años.

Destino a Managua

La información brindada por las autoridades policiales refiere que el pesado vehículo había ingresado al puesto aduanero de la frontera Sur, en Rivas, procedente de Costa Rica, y su ruta marcaba como destino final la capital, Managua.

No obstante, al llegar a Peñas Blancas e ingresar al área de inspección vehicular de la Policía el conductor mostró una actitud sospechosa, que observaron los agentes y motivó la revisión del vehículo, donde los peritos detectaron la caleta.

Preliminarmente se informó que cada taco de droga tenía un peso de un kilo y venía envuelto con grasa, aparentemente para evitar ser detectados por la técnica canina. Sin embargo, hasta la hora del cierre de esta edición las autoridades a cargo del operativo no se informaban sobre el peso total del cargamento de droga.

240 tacos de cocaína ocupó la Policía en Peñas Blancas, a un costarricense que tenía como destino la ciudad de Managua.