• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

El presidente Daniel Ortega prometió este martes amortiguar los daños ambientales que se originarán por la Construcción del Gran Canal Interoceánico, al tiempo que precisó que la única manera para salvar algunas reservas naturales como Bosawás e Indio Maíz es con la ejecución del megaproyecto.

010714 efectos

Ortega se reunió ayer en la Secretaría del Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN, con la Comisión del Canal, donde estuvo presente el presidente de la empresa HKND, Wang Jing, quien coincidió con que el megaproyecto será amigable con el medioambiente.

El mandatario nicaragüense reconoció que con la construcción del Canal Interoceánico “habrá que quitar algunos árboles, y reubicar algunas viviendas”, y que habrá algún daño, pero que “hay medidas para amortiguar” ese daño.

Mitigación

“Todos estamos preocupados y hacemos lo que podemos, pero nuestros recursos son limitados, y la única manera de poder salvarla (a Bosawás) es hacer una gran inversión. Esa gran inversión no la vamos a encontrar afuera. La única forma de salvar esta reserva y la de Indio Maíz, es con las utilidades que genere la obra del Canal”, señaló Ortega.

El mandatario agregó que actualmente existen mapas que muestran cómo ha venido avanzando la frontera agrícola y como han venido desapareciendo los bosques, lo que calificó como algo grave.

El presidente dijo que de las rutas disponibles no se escogió la ruta más barata, “porque seguramente la ruta más barata hubiese sido más costosa desde el punto de vista medioambiental y desde el punto de vista social”.

Señaló que a través de los estudios de la obra se está conociendo información que no se tenía del país. “Estamos teniendo información al detalle que nos permite, incluso, estudiar cuáles son las zonas más frágiles, más vulnerables, más dañadas, desde el punto de vista medioambiental y social”, señaló.

El mandatario mencionó que con la definición de la ruta se ha concluido la primera fase, y luego vendrá la segunda, al completar los estudios ambientales. Afirmó que los técnicos que han estado en Nicaragua han hablado de que hay que traer tecnología muy avanzada, y construir carreteras para que puedan transitar todos los equipos, y, por tanto, desarrollar las obras previstas.

Recuerda estudios

En su discurso, Ortega mostró estudios de más de 100 años hechos por el Gobierno de Estados Unidos para la construcción del Canal en Nicaragua, y resaltó su exactitud, a pesar de que en esos tiempos no se contaba con la tecnología de la actualidad.

“Si hace 118 años los Estados Unidos trabajaron para construir un canal por Nicaragua, ya no digamos hoy los nicaragüenses que estamos en un mundo en el que el comercio se ha centuplicado, y, por la tanto, el tránsito marítimo se ha multiplicado geométricamente”, contó Ortega.

Manifestó que hace 118 años el tema del medioambiente no era un tema preocupante, y que “más bien, allá en ese tiempo, cuando llegaba una carretera y se rompía una selva, aquello era una alegría”.

ANALISIS costosos

Por su lado, Jing se unió a la promesa de que el Canal en Nicaragua “será ecológico y amigable con el medioambiente”. El empresario asiático resaltó que todos los resultados presentados fueron llevados a cabo por medio de inspecciones, de investigaciones y de análisis de campo.

Jing dijo que los estudios costaron una fortuna, y que hasta cobraron la vida de uno de sus ingenieros, lo que lamentó públicamente. Ortega también deploró la tragedia.