• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Los planes de Nicaragua para iniciar a finales de este año las obras de construcción del Gran Canal Interoceánico, que se extenderá por 278 kilómetros, del litoral Pacífico hasta el Caribe, podrían aplazarse hasta después de 2014, dijo ayer el presidente de la Cámara Nicaragüense de la Construcción, Benjamín Lanzas.

La posición del presidente de esta Cámara empresarial difiere de la perspectiva planteada por la Comisión del Gran Canal y la concesionaria china, HKND Group, quienes han anunciado que en diciembre iniciarían las obras.

“Ahorita dieron un gran paso en definir la ruta, ahora empezarán a hacer los diseños de ingeniería, que no estarán listos para diciembre; ellos mismos han dicho que no estarán listos para diciembre, esos diseños se van a tomar el resto del año 2014, en el que estamos, y probablemente terminen en algún momento en el año 2015”, adelantó Lanzas.

Agregó que será a finales de este año que se podría empezar con los estudios ambientales, socioeconómicos y los diseños de ingeniería para construir el Canal Interoceánico, que tendría un valor máximo de US$50,000 millones.

LO NECESARIO

“Lo que se ha dicho es que se van a iniciar los proyectos preliminares, (pero) se necesita hacer puertos para traer esa maquinaria pesada, se necesita hacer rutas de acceso para acceder a donde va a ser construido el Canal. Se necesita hacer campos de viviendas para que vengan trabajadores de las compañías internacionales a trabajar, entonces todas esas obras preliminares son las que se ha dicho que van a iniciar a finales de este año 2014”, señaló Lanzas.

El proyecto, según presentación oficial de HKND Group, contempla un sistema de carreteras, un complejo turístico, un aeropuerto, una zona de libre comercio, entre otros subproyectos.

FINANCIAMIENTO

Los empresarios sostendrán hoy una reunión que coordinó el Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, para hacer una presentación ampliada a las juntas directivas sobre lo que implica la construcción de este proyecto, dijo José Adán Aguerri, principal representante del sector privado.

Aunque los empresarios tendrán la oportunidad de cuestionar asuntos vinculados al proyecto, una de las grandes interrogantes que serán planteadas, será el financiamiento para la obra, dijo Aguerri.

“Hemos dicho que ese es uno de los temas que estamos llevando, se trata de conocer información sobre la factibilidad comercial financiera del Canal y no se ha dado información tampoco sobre quiénes van a financiar”, indicó Aguerri.

ESTUDIO ECONÓMICO

Por otro lado, el Cosep decidió ayer elaborar un estudio junto a la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social, Funides, para medir el impacto económico que tendría la construcción de este proyecto, en caso de que llegase a concretarse, explicó Aguerri.

“Consideramos que tenemos que prepararnos de tal forma que podamos medir el impacto que tendría el inicio de esta obra en la economía, en la inflación, en el empleo, en el sector construcción”, adelantó.

Nicaragua contempla, al menos, duplicar el Producto Interno Bruto nacional, que al cierre de 2013 se calculaba en US$11,255 millones, según el Banco Central, BCN.

Agregó que iniciarán con la elaboración de los términos de referencia, para tener listo el estudio a más tardar en diciembre.

“Una vez se tenga la información completa en diciembre nosotros podamos tener ese estudio que pueda ayudar a preparar, no el sector privado, sino al propio país, de lo que pudiera significar ese estudio, si se llegara a dar (el Canal)”, advirtió Aguerri.

Durante su presentación esta semana, la empresa china HKND Group validó la posibilidad de que un segundo Canal en la región centroamericana ayudará a satisfacer la demanda global del transporte comercial, asumiendo el 5% del movimiento mundial a un menor costo.

El presidente del Cosep, José Adán Aguerri, enfatizó que el sector privado estará atento a que las expropiacio-

nes de tierra sean un proceso que se revise “caso por caso”.

Indígenas se pronuncian

Jesús Salgado, Bluefields • Las autoridades indígenas y afrodescendientes de la zona de la Región Autónoma Caribe Sur, por donde se contempla pasaría el Gran Canal Interoceánico, mostraron ayer su preocupación, luego de conocer el anuncio de HKND Group y del Gobierno de Nicaragua.

El gobierno territorial rama y kriol (GTR-K), del gobierno comunal creole de Bluefields, del Consejo de Ancianos de la comunidad indígena mískitu de Tasbapounie, y de la comunidad afrodescendiente de Monkey Point, emitieron un comunicado en el que dejan abierta la posibilidad del diálogo.

“Tienen contemplado realizar un puerto de aguas profundas en la comunidad rama de Bankukuk o Punta de Águila, donde se encuentra el reducto principal de los hablantes del idioma rama; y segundo, al atravesar con esa ruta parte del territorio rama y kriol, y el de la comunidad negra, creole, indígena, de Bluefields, lo que afectaría ambos territorios y el impacto general será en toda la región”, señalaron.

Nora Newball, coordinadora del gobierno comunal kriol de Bluefields, advirtió que la “ruta no solo afecta a las comunidades indígenas, también afecta las reservas naturales, la bahía de Bluefields y otros sitios de gran importancia ecológica”.