•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los nicaragüenses viven en contradicción respecto a la construcción del Gran Canal Interoceánico. El 67% cree que el proyecto es serio, pero solo el 20.5% piensa que, de avanzar esa megaobra, obtendrá “mucho beneficio”.

160714 idea

Una encuesta de M&R Consultores refleja que 31.3% de los nicaragüenses piensa que ese Canal Interoceánico le traerá entre “algo y mucho beneficio”.

Estos datos representan una proyección global de la opinión que tenían los nicaragüenses sobre el Canal Interoceánico entre el 16 y 26 de junio, cuando M&R Consultores efectuó la encuesta, es decir 11 días antes del anuncio oficial sobre la ruta que recorrería esa obra.

Un sueño

El Sistema de Monitoreo de Opinión Pública, Sismo, en su edición número 41, que desarrolla la firma encuestadora, reveló que 17 de cada 100 personas opina que construir un Canal en Nicaragua es solo un sueño y, por tanto, dudaron que se pueda hacer.

Solamente diez de cada cien personas creen que toda la información divulgada por el Gobierno sobre el Gran Canal se trata de un asunto que obedece a “pura publicidad”, mientras que cinco de cada cien nicaragüenses responden no saber nada del proyecto o prefieren escoger ninguna de las opciones anteriores.

El proyecto

Nicaragua otorgó a HKND Group la concesión de un Canal Interoceánico, valorado en US$50,000 millones como máximo y con una extensión de 278 kilómetros, de los que 105 kilómetros pasarían sobre el Lago Cocibolca.

Según HKND Group, “el Canal permitirá el paso de portacontenedores de 25,000 TEU, barcos graneleros de 400,000 toneladas y petroleros de 320,000 toneladas. La capacidad del Canal sería de 5,100 barcos anuales, con 30 horas de tránsito por cada barco”.

Para ejecutar la obra, se necesitarían 14.1 millones de toneladas de cemento, 4.4 millones de toneladas de acero, 5.2 millones de toneladas de combustible, 14.9 millones de toneladas de arena y piedra, 2.4 millones de toneladas de asfalto y 1.2 millones de toneladas de cemento.

La muestra

La encuesta de M&R Consultores se realizó en Managua, Occidente, Centro, Sur-Oriente, Norte y Caribe del país a 1,603 ciudadanos de ambos sexos, mayores de 16 años, residentes en áreas urbanas, rurales y semirrurales.

Al responder a la pregunta ¿en qué medida aprueba o desaprueba la idea del proyecto?, el 54% de los consultados dijo aprobarla totalmente; un 33.3% manifestó su aprobación de manera parcial, mientras que solo un 12.7% la desaprobó totalmente.

El estudio se realizó en los hogares de los entrevistados, a través de entrevistas cara a cara, utilizando como herramienta de recolección de datos un cuestionario debidamente estructurado.

Los puntos muestrales se escogieron al azar de la base de datos de barrios y comunidades de cada uno de los municipios seleccionados, mediante el software SPSS. En cada punto muestral se aplicaron 10 entrevistas.

El proceso general de selección de la muestra de hogares fue probabilística (aleatorio o al azar). Esto es, todos los hogares ubicados en el Punto Muestral tuvieron la misma probabilidad de ser escogidos.

La zona urbana

A partir del punto de referencia (centros educativos, iglesias, parques) se escogieron seis manzanas aleatorias y se ubicó a un encuestador en cada manzana.

Un 60.1% de los entrevistados habita en la zona urbana de su localidad; un 16.5% en la zona rural y un 23.4% en la zona semirrural.

Del universo de la encuesta, los hombres representaron un 50.3%, mientras que las mujeres el 49.7%.

Del total de los entrevistados, un 42.6% pertenece a un nivel socioeconómico en el que se ubican personas con estudios de secundaria incompleta y primaria completa.

Además, alquilan donde viven, son receptores de remesas, cuentan con los servicios básicos del hogar y se desempeñan como obreros calificados, vendedores formales y ambulantes o en trabajos domésticos.

Minoría son profesionales

Un 31.1% de los consultados pertenece a un nivel socioeconómico que incluye a personas en su mayoría con estudios de secundaria completa; se desempeñan como microempresarios, técnicos, artesanos, vendedores, obreros calificados, son receptores de remesas y pagan renta de alquiler. En su mayoría no poseen vehículo.

Mientras, un 22.3% de los encuestados son de un nivel socioeconómico donde aparecen profesionales universitarios que se desempeñan en cargos intermedios en empresas privadas y del Estado, viven cómodamente, disponen de elementos tecnológicos básicos y poseen vehículos del año 2000 al 2006.

Solamente un 3.9% son profesionales universitarios, en su mayoría con posgrados, tienen altos cargos gerenciales, viven con todas las comodidades en sus hogares, actualizados con el uso de tecnologías y poseen vehículos de años recientes.

 

M&R: Proyecto genera expectativa y esperanza

ANÁLISIS• “Cabe destacar que este estudio se hizo justo en el momento de la controversia, cuando no se sabía si el proyecto iba o no, así que si la encuesta se hubiese hecho después del anuncio de la ruta del Canal, esos números seguramente serían más altos, a favor de la construcción del Canal”, valoró ayer Raúl Obregón, gerente general de la firma encuestadora M&R Consultores.

Obregón considera que el estudio refleja que la gente le está dando un grado de importancia a la credibilidad y seriedad del proyecto, siempre y cuando los estudios determinen que realmente sea factible.

“Por todo lo que se dice y se habla, e independientemente del nivel socioeconómico de los encuestados, lo que también se revela es que este tema del Canal genera mucha expectativa, y por eso el pueblo está manifestando su esperanza, y de allí surge la motivación del pueblo por apoyar el proyecto”, opina Obregón.

El siguiente Sistema de Monitoreo de Opinión Pública de la firma encuestadora arrancará en la última quincena de septiembre, justo después de las fiestas patrias.