•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Pregúnteme cuáles son las reglas de oro de un conductor o cualquier cosa de la reforma a la Ley de Tránsito, y verá que le respondo…

 

¿Cuánto es la multa por estado de ebriedad extrema?

Cinco mil varas --responde en fracciones de segundo, como si estuviera en un examen--. Luego “recita” el decálogo del conductor; también se sabe “de cabo a rabo” los nuevos aranceles establecidos por la Ley de Tránsito y los requisitos para cada gestión.

Así es doña Luz Marina Rojas, una ocotaleana de 49 años, 32 de los cuales ha dedicado a la gestoría en diversas entidades, como en el Palacio de Comunicaciones, la Renta y en la Dirección General de Seguridad de Tránsito, DGST, estructura policial que dice conocer “al revés y al derecho”.

Por un accidente

Irónicamente, fue después de un accidente de tránsito que esta mujer incursionó en la gestoría, porque sufrió graves lesiones en la cabeza y el cuerpo.

Recordó que después del accidente le daba miedo trabajar en oficinas “o cosas así”, porque temía equivocarse, dado que los médicos le habían dicho que no podría estudiar en la universidad y que iba a quedar mal o paralítica, “pero por la gloria de Cristo y gracia de Dios aquí estoy, para dar testimonio”, aclara.

Doña Luz es una de los 25 gestores que se ganan la vida en el mercado laboral informal desde la Dirección de Seguridad de Tránsito, en Managua.

Desde la fila

El trabajo de los gestores comienza en la fila de los que solicitan información en el kiosco de la DGST.

Ahí le preguntan al ciudadano qué gestión realizará, luego le detallan los requisitos y los documentos que requiere, independientemente de que este los contrate o no para asesorarlo o acompañarlo en el proceso, explicó Rojas.

Reveló que lo que más solicita la ciudadanía son “cosas ilegales”, porque llegan y, por ejemplo, le dicen: “Mirá amor, ando mi carro, pero tiene quebrado el vidrio, creo que no pasa (la inspección)…”

“Nosotros hacemos lo que el cliente dice sin violar la ley”, aclaró Manuel de Jesús Suárez Díaz, secretario general del Sindicato de Gestores Fiscales y Legales, al cual pertenece doña Luz.

Gestores regulados

Suárez explicó que el sindicato se formó porque a Tránsito llegaban gestores de otro lado y provocaban problemas con los clientes.

Ahora en las paredes de esta Dirección están pegadas las listas, con nombres y apellidos y los números de cédula de todos los gestores “autorizados”.

Inclusive tienen un horario establecido: de 8:00 am a 12:00 del mediodía, de lunes a jueves, aunque la Dirección General de Seguridad de Tránsito labora de 8:00 am a 4:30 pm, de lunes a viernes.

Mal vistos

Para obtener el carné que identifica a un gestor como tal, la persona tiene que presentar ante la organización el récord de policía, la constancia judicial y demostrar que es un padre o una madre a cargo de un núcleo familiar, “porque había gente que usaba lo que ganaba para tomar licor o jugar en las maquinitas”, explicó Abraham Rodríguez Reyes, quien es gestor desde los años 90.

“La gestoría existe a nivel mundial, pero aquí estaba mal vista, porque se miraba como un medio de lucro, de soborno y regalías para agilizar las gestiones. Entonces eso nos obligó a formar una organización de gestores; nos costó, porque Tránsito no nos daba pase, pero la Central Sandinista de Trabajadores y el Frente Nacional de los Trabajadores nos mandaron un asesor y conseguimos la personería jurídica”, reseñó Rodríguez.

El secretario general del sindicato de gestores detalló que hay algunos gestores que no se han querido organizar, porque no permanecen en la DGST, sino que visitan la institución esporádicamente, pero cuando toman a un cliente “se lo llevan en el saco”.

No obstante, indicó que con la entrega del carné entre sus agremiados la situación ha mejorado “y el cliente se siente más seguro”.

 

"Estamos hablando con el jefe de Tránsito (Roberto González) para que nos amplíe el horario de atención".

Manuel de Jesús Suárez Díaz,

secretario general del Sindicato de Gestores.

 

300 trámites diario en Registro Vehicular

En una entrevista que el comisionado mayor Luis Valle Corea, director del Registro de la Propiedad Vehicular de Tránsito, concedió en marzo de este año a El Nuevo Diario, reveló que solo en esa instancia se hacen 300 trámites diarios.

Con la entrada en vigencia de la reforma a la Ley de Tránsito, antes de la Semana Santa, y con la publicación del “refundido” de la misma, extraoficialmente se conoció que la demanda de servicios en la DGST aumentó en 20%.

Y es que los ciudadanos que tienen trámites pendientes para legalizar sus vehículos están temerosos de que los multen y han acudido “corriendo” a Tránsito.

Byron Martínez tiene que registrar el cambio de dueño del carro que compró meses atrás. Como no está dispuesto a perder horas de trabajo dice que contratará a un gestor, porque calcula que el trámite podría tomarle unos tres días.

Valle Corea afirmó en la entrevista que una gestión de este tipo, si el ciudadano tiene toda la documentación completa, no tendría que tomarle más de unos minutos.

Pero ¿cuánto cobra un gestor?, preguntamos, y los gestores consultados nos respondieron que depende de la gestión y del tipo de servicio: hay personas que lo que quieren es asesoría y acompañamiento, otras piden que les hagan toda la gestión, para lo cual el cliente debe otorgarle al gestor un poder de representación.

La gestora Luz Marina Rojas reconoció que el aumento del monto de las multas y los aranceles en los servicios los obligó a aumentar sus honorarios, “porque como ellos pagan más, nosotros tenemos que cobrar más por el trabajo”.

En ese sentido reveló que hay días malos y días buenos: “A veces me llevo 150 u 80 córdobas. En un día bueno me llevo 300 o 500… Este trabajo es duro”.