•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Las cercanías a la Plaza la Fe, donde miles de nicaragüenses se citaron para conmemorar el 35 aniversario de la Revolución Popular Sandinista, se inundó de comercios informales y se asemejaba a un mercado. En el lugar se podía ver a señoras vendiendo gallopinto con carne asada, tajadas fritas con queso, otro tanto vendía camisetas multicolores donde resaltaban principalmente los rostros del presidente Daniel Ortega y de Ernesto “Che” Guevara. Las ventas de cervezas y de ron superaban en mucho a las ventas de comida.

Buenas ganancias

Comerciantes consultados por El Nuevo Diario, aseguraron que la celebración del aniversario de la Revolución les es muy grata, ya que obtienen buenas ganancias en sus ventas. Juan Santamaría, originario de la ciudad de Masaya, se trasladó a Managua desde la noche del viernes para obtener un espacio en el bulevar cercano a la Plaza la Fe y desde allí vender sus más de 50 libras de carne y gallopinto; si tiene éxito podrá tener una ganancia de unos C$1,500.

Michael Ríos, un vendedor de camisetas “revolucionarias”, tiene 5 años de comerciar este tipo de productos los 19 de Julio, y afirmó que en un buen día puede vender unas 100 camisetas, lo que le puede generar ganancias por unos 800 córdobas. “Me va bien con la venta de las camisetas y aprovecho para ganar dinero extra, ya que en mi trabajo diario en el mercado solo gano unos 300 pesos”, afirmó el vendedor.

Otro producto que se vendió muy bien, son las Banderas de Nicaragua y las rojinegras con las siglas del Frente Sandinista. Brandon Calero vendía las banderas en 10 córdobas, y cerca de las 11 de la mañana de ayer aseguró que ya tenía más de C$250 de ganancia.

Algo destacado para el comercio es que la Alcaldía de Managua situó a la mayoría de los comerciantes en el bulevar que se ubica detrás del monumento al combatiente desconocido, zona que antes era exclusiva para parqueo de vehículos.

 

Comerciantes aprovecharon el desplazamiento de miles de personas en la celebración sandinista, para vender bebidas, comidas, banderas, camisetas y otras mercancías.