•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El presidente de Nicaragua Daniel Ortega Saavedra expresó que los ataques a las caravanas que regresaban del acto de celebración del 35 aniversario de la revolución es “un acto de cobardía, brutal e irracional, una verdadera masacre”.

Un total de cinco personas, la mayoría mujeres, perdieron la vida la noche del sábado y otras diecinueve resultaron heridas por desconocidos que dispararon a los buses en que se movilizaban de regreso a sus comunidades.

“Son manifestaciones de rencor, de odio, porque para asesinar, para matar hay que llevar dentro mucho odio”, señaló el mandatario, tras participar en una misa oficiada por el cardenal Miguel Obando en la Casa de los Pueblos, acompañado por decenas de jóvenes de la JS19J.

Se solidarizó con las víctimas y sus familiares y reiteró su compromiso de que se capturarán y castigarán a los culpables.

No es por la vía de la venganza, si cogiéramos ese camino estaríamos traicionando los compromisos que hemos asumido con la paz que hemos venido construyendo”, indicó.

El líder sandinista señaló que el país cuenta con autoridades competentes para investigar, “para detener y poner ante el juez y la fiscalía y luego juzgar y sancionar cuando el caso y las pruebas lo demuestran”.