•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El Gobierno de Nicaragua denunció ante la OEA el ataque armado ejecutado por desconocidos contra una caravana de simpatizantes sandinistas el pasado sábado, que dejó cinco muertos y 28 heridos, informó este martes el Gobierno.

El caso fue presentado al presidente del Grupo de Trabajo-Visión Estratégica del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos, OEA, el mexicano Emilio Rabasa Gamboa, durante una sesión de trabajo el lunes Washington.

"Cinco familias están de luto y nuestro país está consternado por este hecho criminal contra ciudadanos pacíficos que conmemoraban 35 años" de la revolución, señala un texto publicado por el gobierno en su página web del 19 digital.

"Producto de esta masacre, en el que los autores se ocultaron en la oscuridad de la noche y dispararon a unos 15 metros de distancia de los autobuses" que circulaban por una carretera del norte del país, resultaron cinco personas muertas, entre ellas dos mujeres, indica el informe.

El experto en derecho internacional Mauricio Herdocia explicó a la AFP que la denuncia ante la OEA busca "concertar la solidaridad alrededor de estos hechos".

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, calificó ayer el crimen como una "verdadera masacre", pero llamó a sus partidarios a no tomar represalias y dejar que las autoridades investiguen y lleven a los tribunales a los responsables.

La policía atribuyó el domingo la emboscada a grupos "asesinos", sin precisar el origen ni la identidad de sus miembros, en tanto anunció que había cuatro sospechosos detenidos. Uno de los detenidos ya está en libertad.