Ingrid Duarte
  • Granada, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Unos 25 trabajadores municipales despedidos hace más de año y medio por la alcaldesa de Granada, Julia Mena Rivera, están exigiendo el pago de la liquidación y los salarios que han dejado de percibir durante este tiempo. Ellos fueron despedidos al amparo del artículo 45 del Código del Trabajo, sin que a la fecha se les hayan cancelado sus prestaciones laborales.

“Desde que nos notificaron nuestros despidos, esperamos llegar a un acuerdo con la comuna por la vía del dialogo, sin embargo no obtuvimos ninguna respuesta Tal negativa nos motivó a presentar varias demandas laborales ante los tribunales de justicia”, expresó Concepción Vargas Ramos, exasesora legal.

Agregó que existen sentencias judiciales que ordenan el pago de las liquidaciones para la mayoría de los corridos, y que hay órdenes de reintegro en sus puestos y pago de salarios retrasados para algunos, como José Tomás Gómez, Alfonso Javier Barbosa, Marisela Moreira y José Quintana.

Pasan dificultades

Los afectados expresaron que les urge recibir el dinero que les corresponde, ya que la situación económica de sus familias es difícil. “Ella (la alcaldesa) está tranquila recibiendo su salario mensual, pero nosotros qué; estamos mal, nuestros hijos están pasando un sinnúmero necesidades. Tenemos que pagar luz y agua”, refirió el excolector de impuestos, José de la Cruz Lanuza.

Según dijeron, existe otro grupo de exempleados que renunciaron a sus cargos y tampoco recibieron las prestaciones de ley. La responsable de la oficina municipal en la comarca Malacatoya, Luz Cordonero, recordó que las sentencias judiciales son de ineludible cumplimiento.