José Luis González
  • León, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Han pasado casi 10 años, y los vendedores de pólvora tradicionales siguen siendo ubicados en los predios baldíos donde antiguamente transitaba el ferrocarril en la Avenida “Pedro Aráuz Palacios”.

Alrededor de 25 comerciantes de pólvora permanecen por un espacio de 15 a 30 días, durante el período de la Gritería Chiquita, de La Purísima, y de Navidad y Año Nuevo, lo cual, según valoración del sargento Mario Zapata, miembro de la Dirección General de Bomberos, DGB en León, pone en riesgo la seguridad de las personas que habitan en la zona.

“No debería de ser así, porque las condiciones adecuadas para que los tramos de pólvora estén funcionando deberían ser en un área fuera del casco urbano. Es lamentable, pero aún seguimos trabajando en ese proceso, y esperamos que en los próximos años se lleve a cabo dicha reubicación”, comentó el sargento Zapata.

Explicó que los comerciantes de pólvora están conscientes de que están ubicados en un área urbana y de que están expuestos a mayores riesgos.

Instalados

Claudia González, comerciante de pólvora, dijo que a partir del primero de agosto estarán posesionados con sus productos y quioscos improvisados en la Avenida “Pedro Arauz Palacios”, pero aseguró que cumplirán las medidas de seguridad. “Para evitar accidentes que lamentar tratamos de cumplir con las recomendaciones de las autoridades, y no vemos que estemos afectando a nadie”, apuntó.

Por su parte, la comisionada Lucrecia Munguía, jefa de la Dirección de Armas Explosivos y Municiones, DAEM, de la Policía de León, si bien reconoció que “hasta la fecha no se han producido accidentes que lamentar y (donde se instalan los vendedores) es un área un poco alejada de las viviendas”, no deberían operar en ese lugar.

“Se tiene pensado en un futuro buscar un nuevo local”, dijo Munguía, tras agregar que van a decomisar la venta ambulante de pólvora en las pulperías, triciclos, mercados y vía pública.

El sargento Zapata agregó que se ha planteado ubicar a los vendedores en áreas cercanas de la comunidad La Ceiba “pero también son sectores poblados, y estamos trabajando para identificar un área alejada y que no represente peligro para la población”, manifestó al concluir un taller de capacitación de prevención de riesgos con comerciantes de pólvora.