• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

El espía colombiano Luis Felipe Ríos Castaño, sentenciado hace dos años a 16 años de prisión por espionaje y revelación de datos, busca la reducción de la pena y la repatriación.

Ríos Castaño, con la colaboración de los exmilitares Rubén Castillo Ruiz y Amaru Álvarez Granera --dados de baja deshonrosa y sentenciados a 20 años de prisión--, obtuvo “información clasificada” del Ejército de Nicaragua, y la “filtraba” a militares de su país.

El colombiano tuvo acceso a información relacionada con temas estratégicos, de la defensa del país y sobre la cooperación militar de Venezuela y Rusia con Nicaragua, según la acusación presentada por la Fiscalía en julio de 2012.

Para la obtención de la “información clasificada”, el espía colombiano pagó entre US$3,000 y US$4,000 al excapitán Castillo Ruiz, mientras que al teniente Amaru Álvarez Granera le dio US$2,000 por información militar relacionada con las operaciones del I Comando Regional Militar, acantonado en Estelí.

Pide rebaja

A través de su abogada, Silvia Sánchez Barahona, Ríos Castaño busca la reducción de la condena.

En su exposición de alegatos de casación ante los magistrados de la Sala Penal de la CSJ, la abogada manifestó que en el caso de su representado “hay un concurso ideal de delitos y no un concurso real”.

El concurso ideal significa que con una misma acción se incurre en dos o en más delitos, pero se aplica la pena mayor, en tanto en el concurso real se cometen varios delitos y se aplica la suma de las penas.

Sánchez Barahona también solicitó que una vez estando firme la sentencia, su representado sea trasladado a su país de origen.

“Si han dicho que por razones humanitarias 387 extranjeros que están en prisión van a ser trasladados a su país, también que sean humanitarios con Luis Felipe (Ríos Castaño)”, manifestó la abogada Silvia Sánchez.

Piden ratificar pena

Por su parte, los representes del Ministerio Público y de la Procuraduría General de la República, pidieron a los magistrados de la CSJ ratificar la sentencia de 16 años de prisión dictados al extranjero en primera instancia.

El fiscal auxiliar Manuel Reyes señaló como agravante el beneficio económico que obtuvo Ríos por buscar y brindar información sobre la seguridad nacional de Nicaragua a militares de su país.

“En las investigaciones se encontraron 32 transacciones de dinero a favor del acusado -- Luis Felipe Ríos--, y eso significa que hubo lucro de su parte”, señaló el representante del Ministerio Público.

Era corresponsal

El colombiano Luis Felipe Ríos Castaño, acusado por el Ministerio Público de espionaje y violación de secretos de Estado, trabajaba como corresponsal en Colombia para las publicaciones del Grupo español Edefa S.A.

Edefa S.A. se dedica a múltiples áreas --inversiones, consultorías, internet y la aviación comercial--, destacándose en el área de la Comunicación.

Según la página web del Grupo, en 1999 se creó una División de Comunicación “cuya misión es la asesoría y desarrollo de todo tipo de actividades en el ámbito de la comunicación empresarial”. En la edición de la revista “Fuerzas de Defensa y Seguridad”, 359, de marzo de 2008, se ofrece el artículo “Recursos extraordinarios para la modernización del aparato militar colombiano”, firmado por “Felipe Ríos, corresponsal de Grupo Edefa, en Colombia”.