• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

El jefe del Ejército de Nicaragua, general Julio César Avilés, confirmó que esa institución castrense está cooperando con la Policía Nacional en la búsqueda de los autores materiales e intelectuales del ataque a dos caravanas de buses con manifestantes el pasado 19 de Julio.

“Creo que aquí hay que ser muy categórico, de que estos son hechos meramente criminales, delictivos, por lo cual a los hechores, a los responsables --sea que planearon o sean ejecutores-- les tiene que caer todo el peso de la ley”, agregó el jefe militar.

No hay armados

Seguidamente, el jefe militar aclaró que en el país no existen grupos armados, que ha recorrido el territorio nacional y que los campesinos le han manifestado que lo que hay “son grupos delincuenciales que roban ganado y extorsionan”.

Allanamientos

Mientras tanto, en Matagalpa y en Managua los organismos no gubernamentales de Derechos Humanos siguieron este lunes recibiendo denuncias de allanamientos policiales en horas de la madrugada y de desapariciones.

En la Comisión Permanente de Derechos Humanos, CPDH, entre la mañana del pasado sábado y ayer lunes fueron recibidas las denuncias de allanamientos y posteriores desapariciones de los ciudadanos Eddy Gutiérrez Delgadillo y Zacarías Cano Angulo.

Marcos Carmona, secretario ejecutivo de la CPDH, explicó que Gutiérrez fue sacado de su casa en Ciudad Darío la madrugada del sábado por hombres vestidos de policías, mientras que el campesino Zacarías Cano Angulo fue sacado de su rancho por hombres vestidos de militar.

También en el Cenidh

Por su parte, el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, recibió la denuncia de la desaparición del campesino José Meza Ráudez, originario de San Ramón, Matagalpa, detenido el pasado fin de semana.

Los familiares de Meza Ráudez acudieron ayer a la Dirección de Auxilio Judicial, DAJ, a pedir información por su pariente donde un comisionado, quien les dijo que no estaba detenido en esa dependencia

Sonia Quintana, esposa de Wilfredo Balmaceda Castrillo, denunció que su marido está desaparecido desde el pasado fin de semana, agregando que los policías al marcharse le dijeron a los trabajadores: “Díganle a Wilfredo que se presente a la Policía, que tiene cuentas pendientes con la Justicia”.

El Nuevo Diario en dos ocasiones trató de comunicarse con el vocero de la Policía Nacional, comisionado mayor Fernando Borge Aguilar, para conocer la versión oficial en torno a estas denuncias, pero no hubo respuesta.

(Con la colaboración de Francisco Mendoza.)