Mercedes Sequeira
  • Juigalpa, Chontales |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Desde el púlpito de la catedral de Juigalpa, monseñor Silvio Báez pidió un alto a la violencia y calificó como un “atentado terrorista” el ataque contra los simpatizantes sandinistas, el pasado 19 de julio.

“Nuestra patria se ha visto enlutada con la muerte de nuestros hermanos… lamentamos y condenamos sin titubear el atentado terrorista que no se justifica de ningún modo”, dijo el obispo auxiliar de Managua, en la homilía oficiada por los obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, CEN, quienes desde el martes sesionan en la cabecera de Chontales para hacer una valoración espiritual y social de la realidad nacional.

Báez también manifestó que todos los obispos ven el atentado como “una sombra de terror y de violencia”, y que tienen confianza en que las autoridades esclarecerán los hechos. “Nos ha dolido y hemos pedido que se haga justicia… sabemos que la Policía es capaz de llegar al fondo”, expresó, al tiempo que pidió el apego a la justicia.

La reunión que realiza el CEN en la Curia Episcopal de Juigalpa culmina hoy en horas de la tarde.