Benjamín Blanco
  • Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

El período de consultas y exposiciones sobre el proyecto del Gran Canal, por parte de la empresa ERM, culminó ayer en Managua con el anuncio de que ahora viene el censo o el barrido territorial.

Según explicó Telémaco Talavera, miembro de la comisión para la construcción de la megaobra, el objetivo en la etapa de "barrido" será "ver qué familias, qué comunidades están en la ruta y luego las visitas casa a casa en comunidad por comunidad”, expuso.

El también asesor presidencial dijo que hay preocupaciones legítimas por parte de la población que se verá afectada respecto a las expropiaciones de sus tierras, pero reiteró que habrá una compensación justa para todos.

Destacó que en realidad no habrá personas perjudicadas, sino más bien beneficiadas, tanto las que están en la ruta como las que no lo están, “porque esta es una obra que favorecerá a todo el pueblo nicaragüense”, aseguró.

Por su parte, el experto en derecho internacional Manuel Madriz, quien participó en una amplia exposición realizada por las autoridades del canal, señaló que es importante todo el proceso de información que HKND le viene brindando a la población y considera que es muy oportuna la metodología usada por la concesionaria y el Gobierno para dar a conocer los alcances y la dimensión del proyecto canalero.

“Guerreras” intervienen

Durante la presentación del proyecto, cinco personas identificadas como miembros de un movimiento llamado “Guerreros por la Democracia” a gritos demandaron mayor información sobre los detalles de la megaobra, especialmente sobre el impacto ambiental que tendrá.

“No estamos en desacuerdo, estamos diciendo que sí al canal, pero sin mentiras. Están otorgándole la soberanía a un grupo… No han presentado todas las desventajas ecológicas y destrucción que traería al ecosistema de Nicaragua, le pedimos al vocero (Talavera) que presente los documentos reales para estudiarlos”, expresó Soraya Gutiérrez.

Ante las quejas Talavera respondió: “Yo los estoy escuchando con todo el respeto, y los vamos a escuchar todas las veces que sea necesario, con gusto vamos a respetarlos, pero no es cierto que todos estén en desacuerdo (con el proyecto), como tampoco es verdad que todos están felices, pero la mayoría sí está a favor, y aun así vamos a respetar a los que están en desacuerdo”, expresó el funcionario del Gobierno.