• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Hoy inicia la Semana Mundial de la Lactancia Materna, que es una iniciativa de la Organización Mundial de la Salud, OMS, para fomentar esta práctica. Sin embargo en Nicaragua no está arraigada, pues solo el 31.7% de los niños menores de seis meses de edad son alimentados con leche materna de forma exclusiva, según la última Encuesta de Demografía y Salud, Endesa.

La OMS señala que la lactancia materna debe ser exclusiva hasta los seis meses de edad del bebé y que debe continuarse hasta los dos años, como mínimo, complementada con alimentos que contengan otros nutrientes.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, Unicef, afirma por su parte que la lactancia materna es la intervención más poderosa en la salud de los niños y que si el 90% de los bebés fueran amamantados de manera exclusiva durante sus primeros seis meses de vida, la mortalidad infantil disminuiría en un 13%.

Además, asegura el organismo internacional, el riesgo de morir es 22 veces menor en un niño que recibe lactancia materna en la primera media hora de nacido.

Una barrera

Sin embargo, a nivel mundial la lactancia materna está obstaculizada por la comercialización de leche en polvo, y Nicaragua no es la excepción. En el 2013, según el Anuario Estadístico del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, INSS, se entregaron 1,196,512 potes de leche a 26,295 madres beneficiadas con el subsidio de lactancia.

El mismo informe detalla que lo anterior representa un incremento del 7% en las beneficiarias y del 8% en la cantidad de potes de leche entregados respecto al 2012.

Cada madre recibe 45 potes de leche para la alimentación de su bebé en los primeros seis meses de vida, y cuando se trata de más de un hijo, la Ley de Embarazos Múltiples, Ley 718, contempla que se deben otorgar 180 potes de leche por cada hijo durante dos años.

En Nicaragua existe la Ley de Promoción, Protección y Mantenimiento de la Lactancia Materna y Regulación de la Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna, Ley 295. Esta busca como estable­cer las medidas necesarias para proteger, pro­mover y mantener la lactancia natural que ayude al mejoramiento del estado nutricional de los lac­tantes.

Así mismo, busca asegurar el uso adecuado de los su­cedáneos de la leche materna, sobre la base de una información apropiada, cuando estos fueran necesarios y, las modalidades del comercio y distribución de ese tipo de productos.

Además el Ministerio de Salud, Minsa, tiene como meta que para 2015 estén certificados el 80% de los hospitales, centros y puestos de salud de todo el país como unidades “Amigas de la Niñez y la Mujer”, por la aplicación de los 13 pasos que promueven la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida del bebé, y la lactancia materna extendida con alimentación complementaria hasta los 24 meses de edad.

45 potes

de leche otorga el INSS para los primeros seis meses de vida del bebé.

La falta de lactancia materna también se debe a ciertas creencias de la madre en torno a esta práctica. En vista de eso, en la consejería del Minsa durante el control prenatal se les hace conciencia sobre la importancia de amamantar a sus bebés y sobre la forma adecuada de hacerlo.