• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Los miembros de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, CEN, emitieron una carta en la que solicitan a la Policía que siga las investigaciones que permitan identificar “a los verdaderos culpables” del ataque a las caravanas de simpatizantes sandinistas, que dejó cinco muertos y 19 heridos, el pasado 19 de julio.

En el documento resumido en seis puntos, los jerarcas de la Iglesia Católica piden a la Policía y al Ejército “que las investigaciones y la detención de personas que se lleven a cabo sean siempre legítimas y necesarias y se realicen en modo justo, conforme a lo establecido en el amplio marco de la Normativa y Práctica de los Derechos Humanos para la Policía”.

El llamado de los obispos se justifica en las denuncias de campesinos que aseguran no saber del paradero de sus familiares tras allanamientos realizados en sus casas.

“Nos duele y preocupa mucho la situación de persecución, detenciones injustas, desaparición inexplicable de personas, terror y muerte que se ha desencadenado en algunos municipios del país”, dice textualmente el comunicado del CEN, el cual fue leído por el obispo auxiliar de Managua, monseñor Silvio Báez, al culminar la sesión de tres días que sostuvieron en Juigalpa.

Asimismo, los obispos exhortaron a las autoridades a actuar “sin utilizar ningún tipo de presión, intimidación, tortura y violencia contra nadie”, advirtiendo que ese tipo de medidas generan “un clima de pánico, de inseguridad y de traumas dolorosas en muchas comunidades y familias, sobre todo en niños y jóvenes”.

Evitar la venganza

Los guías religiosos, además, llamaron a los nicaragüenses a no dejarse llevar por la “tentación de la revancha violenta… No confundamos la justa pena que el culpable tiene que pagar por el delito cometido, con el odio y la venganza. Estaríamos generando así una escalada violenta mucho mayor y más aun dolorosa”, advierten en el comunicado.

Finalmente, la CEN hace un llamado a “afrontar los problemas de la convivencia humana mediante soluciones pacíficas en el marco del respeto mutuo, el diálogo y la tolerancia”.

Cabe recalcar que la agenda de la CEN, que preside el obispo de Chontales y Río San Juan, monseñor Sócrates René Sándigo Jirón, se centró en analizar la situación de la violencia suscitada a raíz de la matanza del 19 de Julio.

“Comprometámonos en la promoción y el respeto a la vida y a la dignidad de toda persona humana, sin acostumbrarnos al maltrato recíproco ni a dejarnos arrastrar por la fuerza irracional de la violencia de unos contra otros”, dice parte del último punto del comunicado de la Iglesia.

"Deseamos ofrecer como pastores de la Iglesia una palabra de luz y de consuelo al país en estos dolorosos y tensos momentos que vivimos a partir de los reprobables actos criminales".

Conferencia Episcopal de Nicaragua, CEN.

Desterrar la violencia

ERNESTO GARCÍA / “La Patria exige en las actuales circunstancias un cambio en las relaciones entre los nicaragüenses”, fue el llamado a la paz hecho por monseñor Carlos Avilés, durante la misa previa a la bajada de Santo Domingo de Guzmán.

El religioso manifestó, ante centenares de fieles, que los nicaragüenses no deben seguir resolviendo sus diferencias con violencia, “porque eso no es conforme al cristianismo”, agregó el prelado.

Monseñor Avilés insistió a lo largo de la homilía, en la necesidad que de la sociedad se “destierre” el odio y la violencia, para dar paso a una nueva relación armónica y fraterna entre los nicaragüenses.

El llamado de monseñor Avilés, a la paz y la concordia entre los nicaragüenses, se produce cuando todavía se recuerda con dolor la masacre del pasado 19 de Julio.