• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Después de una homilía celebrada a las 5 de la mañana, la imagen de Santo Domingo salió de la Iglesia de Las Sierritas en medio de miles de devotos y promesantes que daban gritos de “¡Viva!” y bailaban al ritmo de los chicheros.

Durante 40 minutos, la imagen fue zangoloteada frente a la iglesia y a las 6:40 am se enrumbó hacia Managua.

El cordón de seguridad, integrado por unos 30 oficiales de la Policía Nacional, para los promesantes bailantes resulta insuficiente, sin embargo la procesión avanza lentamente en medio del bullicio de los miles de católicos.