•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El sacerdote y exministro de Exteriores de Nicaragua, Miguel D'Escoto Brockmann, dijo sentirse alegre por la decisión del papa Francisco de levantar la "suspensión a divinis".

“Me alegro que podré volver a celebrar la misa y eso me agrada”, dijo el religioso a medios oficialistas.

D'Escoto aseguró que durante la suspensión, que le impedía entre otras cosas dar misa, “Dios me dio la gracia para cargar esto sin ningún rencor, sin ningún remordimiento, con mucho amor a la Iglesia (…) viviendo siempre una espiritualidad eucarística.”

Primer misa con Obando y Bravo

El religioso dio a conocer que desea celebrar la primer misa con el cardenal Miguel Obando y Bravo.

Suspendido en 1984

El religioso que pertenece a la Congregación misionera Maryknoll, había sido suspendido por Juan Pablo II en 1984 tras su entrada en el Gobierno sandinista.

Según Radio Vaticana, D'Escoto escribió una carta al papa Francisco para expresarle su deseo de volver a celebrar la Eucaristía "antes de morir".

El pontífice argentino aceptó la revocación de la "suspensión a divinis" y pidió al superior general de la congregación que siguiese el proceso de reintegración del sacerdote nicaragüense.

Por su parte, la portavoz del Gobierno, Rosario Murillo, agradeció este mediodía al Sumo Pontífice por haber levantado la suspensión a D'Escoto.