•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La entrada en vigencia de la multa de 100 dólares por cada mes de estadía irregular en Costa Rica para los extranjeros ha causado confusión y zozobra entre los inmigrantes nicaragüenses, que según estimaciones son unos 400,000, entre documentados e indocumentados.

La Dirección General de Migración y Extranjería anunció la medida el fin de semana pasado; sin embargo, algunos migrantes desconocen si les afectará, sobre todo aquellos que se amparaban en una disposición o transitorio que les permitía hacer sus solicitudes, aun cuando su visa estuviera vencida. En tanto, la Embajada y el Consulado nicaragüense en San José les facilitaba –sin costo alguno– el envío de partidas de nacimiento y récord policial sin apostillar desde Nicaragua. Al final pagaban US$200.

Cabe aclarar que los permisos laborales continúan, solo que de la forma ordinaria: con visa vigente y documentos apostillados en la Cancillería nicaragüense. Los costos se elevan a entre 500 y 800 dólares, dependiendo de cada caso.

Kathya Rodríguez, directora de la institución, aclaró que la medida no aplica para quienes ingresaron a suelo tico con visas de turistas, así como los trabajadores transfronterizos, menores de edad y personas incapacitadas, asiladas o apátridas.

Urge apoyo

Ante el vencimiento de la prórroga que estableció el Gobierno de Costa Rica para aplicar la multa de US$100 a los extranjeros que se les haya vencido el plazo de permanencia legal, Martha Cranshaw, coordinadora de la Red Nicaragüenses para las Migraciones, considera necesario que el Gobierno de Nicaragua asista a los nacionales que requieren regularizar su estatus en ese país, facilitándoles el acceso a documentos que son requisito para ordenar su situación.

Según Cranshaw, los nicas que viajan sin pasaporte son los que enfrentan más dificultades, ya que tramitar este documento cuesta US$50 allá, cuando en Nicaragua vale C$700.

“No parece justo que la población que esté afuera pague más por un pasaporte que los nicaragüenses que estamos aquí, a pesar de que el proceso prácticamente es el mismo”, dijo. Asimismo, lamentó que en los consulados móviles promovidos por el Gobierno nicaragüense en Costa Rica solo un 10 por ciento de los migrantes haya logrado tramitar pasaporte.

“Y ese es un requisito indispensable, no solo para introducir tu expediente solicitando tu regularización, sino para la decisión definitiva”, indicó la especialista.

Seguimiento

También señala que la necesidad de acompañamiento del Gobierno pinolero no se limita a ese aspecto: “El desafío es cómo hacemos más efectivo el proceso para las personas que ya tienen introducida su solicitud en Migración y Extranjería de Costa Rica, qué documentos les falta, qué hace que no se tome una decisión sobre sus casos”, precisó Cranshaw.

La coordinadora de la Red Nicaragüense para las Migraciones mencionó que de las 23,439 solicitudes de permanencia que recibió en 2013 Migración y Extranjería de Costa Rica, 17,272 correspondían a nicaragüenses.

Agregó que de 7,593 solicitudes rechazadas, 5,781 corresponden a solicitudes de compatriotas.

 

Al menos 400,000 nicaragüenses realizan flujos migratorios anuales a Costa Rica, y 278,000 tienen cédula de residencia o permiso laboral en ese país, según el último censo nacional.