• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Alegando incompetencia jurisdiccional, el juez Segundo Distrito Penal de Juicio de Matagalpa se declaró incompetente este lunes para seguir con el proceso contra cuatro de los 13 acusados de participar en el ataque contra dos caravanas de buses con manifestantes sandinistas el pasado 19 de julio.

Al juez Bernardo Morales le fue remitido la semana pasada el expediente donde se acusa al transportista Walter Balmaceda y los campesinos Erick Salgado, Juan José y Gregorio Torrez Espinoza, éstos últimos hermanos.

En la resolución notificada la tarde de este lunes al abogado Carlos Baltodano, defensor de los hermanos Torrez Espinoza y del transportista Balmaceda el judicial, señala que no puede seguir conocido de la causa porque los ataques fueron planeados en Tipitapa a más de 100 kilómetros de su jurisdicción.

Igual situación decisión tomó el juez de Audiencia y en ambos casos los judiciales se apoyan en las declaraciones públicas de la directora de la Policía Nacional, Primera Comisionada, Aminta Granera quien dijo que la acción armada fue planeada en la gallera de Tipitapa el pasado 17 de julio.

Cinco personas murieron y otras 19 resultaron heridas en dos ataques perpetrados por desconocidos el pasado 19 de julio en el norte de Nicaragua contra caravanas de autobuses que movilizaban a simpatizantes sandinistas que regresaban a sus casas tras participar en la conmemoración de los 35 años de la revolución.

Ante este hecho la Fiscalía acusa a los cuatro campesinos por conspiración, proposición para la ejecución del delito, crimen organizado en concurso real con asesinato y lesiones gravísimas.

De acuerdo con la Fiscalía, los acusados retrasaron la caravana al lanzar piedras a los autobuses que movilizaban a los sandinistas para que en otro punto, a unos 600 metros de distancia, otro grupo disparará con armas de fuego.