•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Más de 150 familias que habitan el barrio El Golfo, de la ciudad de Rivas, resuelven su necesidad de agua con tres baldes al día. El mes pasado colapsó el sistema de bombeo que hace seis años instalaron gracias a su propio esfuerzo, cansados de pasar dificultades para abastecerse de agua.

Mientras se restablece el servicio, las autoridades municipales proporcionan solo dos pipas por día, y por eso se ven obligados a racionar la cuota en baldes de 20 litros y de acuerdo a una lista. Explican que la capacidad de la pipa es de mil galones, y con dos viajes no se satisface la demanda, ya que también comparten el recurso con familias de la zona alta del barrio San Francisco.

Claudia Martínez, una de las que están a cargo de la distribución del agua, informó que los afectados son 157 hogares y que solo a las familias donde existen adultos mayores les entregan cinco baldes; para el resto la cuota es de tres.

“Esto apenas da para cocinar y saciar la sed”, aseguró doña Ana Julia Cerda, quien recibe la cuota mínima de agua. Cuenta que para poder lavar la ropa y los quehaceres acude donde un vecino que tiene pozo, o compra agua.

Se queja porque en una reunión el alcalde de Rivas, Wilfredo López, orientó abastecer a cada familia con cinco baldes de agua al día, pero asegura que eso no se está cumpliendo.

No todos alcanzan

Además de las quejas por la “pobre” cuota, otros reclaman que a veces pasan todo un día sin recibir una gota de agua. Eso le sucedió el domingo último a Concepción Cruz Ramírez: “En mi casa somos cinco, incluyendo dos niños, y ya no alcancé agua y para hacer los menesteres de la vivienda tuve que esperar a que el pozo de un vecino acumulara agua hasta en horas de la tarde, porque se está secando y a él recurren algunos vecinos”, explicó.

Al barrio también se hace presente una pipa del Cuerpo de Bomberos de Rivas, a la que deben pagar 25 córdobas por un barril de 12 latas, los cuales sirven para sufragar el gasto de la gasolina.

Cabe destacar que los habitantes de El Golfo no sufrían desabastecimiento de agua desde el 25 de diciembre de 2008, cuando se organizó un Comité de Agua Potable y Saneamiento, CAPS, gracias a la gestión de los mismos pobladores que lograron reunir C$103,740, para impulsar la obra con la Alcaldía y una ONG.

La inversión total fue de C$610,990 e incluyó la apertura de un pozo, instalación de red de tuberías, sistema de bombeo y un hidrante, según Felipe César Coronado, presidente del CAPS de El Golfo.

Agregó que en reunión sostenida con el alcalde de Rivas se acordó cuantificar los daños, “para hacer una proforma y buscar los fondos y a la vez abastecer con pipas, mientras se soluciona lo del equipo de bombeo”; además, Coronado dice que están a la expectativa de que eso se concrete.

 

"Desde abril el equipo de bombeo venía presentando problemas y por eso el servicio de agua se brindaba solo  dos horas al día y la situación se agudizó el 26 de julio, cuando se dañó completamente el equipo".

Felipe César Coronado presidente del CAPS.