•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Gobierno de Nicaragua anunció ayer que está gestionando ante organismos financieros internacionales recursos adicionales que puedan inyectarse a la economía nacional para hacer frente a los efectos de la actual sequía, aseguró Ovidio Reyes, presidente del Banco Central, BCN.

Ante los efectos del fenómeno El Niño, que genera falta de lluvias, el BCN se reunió el pasado 8 de agosto con representantes del Fondo Monetario Internacional, FMI; del Banco Interamericano de Desarrollo, BID; del Banco Mundial, BM; y del Banco Centroamericano de Integración Económica, BCIE.

El encuentro tuvo como propósito “brindar un informe preliminar sobre la sequía que afecta al país, y, asimismo, explorar alternativas de colaboración para enfrentar la problemática que está afectando mayormente al corredor seco”, indica un comunicado del BCN.

Según el BCN, “la reunión concluyó con resultados positivos, y en principio los organismos financieros multilaterales mostraron su apertura a facilitar asistencia técnica y financiera al Gobierno en las estrategias que se desarrollen para paliar la crisis, en base a la experiencia de estas entidades en países como Marruecos, Namibia, China, Mongolia, México y otros que han sido afectados por este tipo de fenómeno climático”.

Informe

Durante la presentación del informe Estado de la economía y perspectivas del primer semestre de 2014, Reyes aseguró que la economía mantiene un ritmo de crecimiento “positivo”, siendo su principal impulsor las exportaciones, con el sector agropecuario exportador y la industria manufacturera.

En el primer semestre de 2014, la economía nicaragüense tuvo tres factores adversos: el terremoto del pasado mes de abril, la desaceleración del sector de la construcción y el bajo régimen de lluvias, que ha afectado la producción agropecuaria.

En el orden de las exportaciones, los valores en las mercancías acumularon un crecimiento interanual del 8.2%, mientras que el de las zonas francas fue del 12.9%.

Presión

Sin embargo, Reyes admitió que los factores adversos al crecimiento económico ya empezaron a presionar el nivel general de precios, con una inflación que se ubica entre el 6.5 y el 7.5%, por lo cual el Gobierno ya está previendo la aplicación de un “plan B” en la economía.

Para empezar a paliar la crisis, Reyes explicó que el Gobierno envió a la Asamblea Nacional un reajuste al Presupuesto General de la República, a pesar de que las finanzas públicas del país crecen un 17%, es decir, que tiene una dinámica positiva, a pesar de que el ritmo de crecimiento es un poco menor.

“No creemos que haya necesidad de un mayor ajuste en las finanzas públicas, por eso es que estamos acudiendo a los organismos financieros,  para ver qué recursos adicionales ellos podrían inyectar en vista de que esta situación puede devenir en una crisis para las familias, fundamentalmente”, destacó el presidente del BCN.

Optimizar

Reyes, además, destacó que en recientes reuniones con representantes de organismos financieros se acordó optimizar los recursos que ya están colocados en los diferentes programas de Gobierno.

Detalló que se están barajando varias opciones para hacerle frente a la sequía, entre ellas buscar cómo activar el Programa de Inversión Pública para coadyuvar a que la economía no vaya a entrar en una desaceleración.

La segunda idea es que “aquellos programas que ya existen y que son de apoyo a la familia, buscar cómo optimizarlos, y en tercer lugar es ver qué nuevos programas o qué recursos adicionales se pueden requerir de nuevos financiamientos que existan en el Banco Mundial, en el BID y en el Fondo Monetario, que nos puedan ayudar de  manera inmediata; de forma complementaria a los que ya existen”, explicó Reyes.

“Todo este esfuerzo del plan ‘B’ es para llamar a la comunidad internacional a que nos apoyen en caso de que la sequía se recrudezca”, dijo Reyes.

Gasto social

Por su parte el Ministro de Hacienda y Crédito Público, Iván Acosta, señaló que el Poder Ejecutivo se aseguró de que el gasto social fuera afectado lo menos posible con la reforma al Presupuesto General de la República, que está en manos de los diputados.

Manifestó que al tener menos recursos en ingresos, el Gobierno comenzó a tomar medidas para evitar efectos negativos, por eso se establecieron prioridades, de tal manera que el gasto todavía pueda impulsar el crecimiento económico del país.

El Plan de Inversión Pública, dijo, se redujo en C$500 millones con la reforma, de igual manera manifestó que se revisarán todos los proyectos que no tendrán “una buena ejecución para reducir el gasto en ese sentido”.

El funcionario subrayó que con la reforma al Presupuesto General de la República no se está sacando de circulación ni un proyecto ni ningún programa social importante, sino que se están ralentizando un poco los recursos.

“Es decir, que si alguien tiene C$100, pero sabemos que solo va a utilizar C$50, entonces le recortamos esos C$50 del Programa de Inversión Pública, garantizando que todos los proyectos que están en el Presupuesto General de la República puedan tener una buena ejecución al cierre de 2014”, explicó el funcionario.

Buen ritmo

Números. Según el informe Estado de la economía y perspectivas del primer semestre de 2014, el Producto Interno Bruto, PIB, al primer trimestre de 2014 registró un crecimiento de 5.3% interanual, confirmando la aceleración económica observada a inicios de año con respecto al cierre de 2013.

Esta aceleración fue determinada, principalmente, por el dinamismo del sector exportador, reflejado en la industria manufacturera y en la agricultura, ganadería, silvicultura y pesca.

Actualmente la economía presenta una desaceleración de la actividad de construcción, la cual le restó dinamismo en el segundo trimestre de 2014.

El manejo de la política monetaria, coordinado con la política fiscal, se orientó a mantener condiciones de liquidez ordenadas en el mercado monetario y permitió resguardar la estabilidad del régimen cambiario, indicó el Banco Central de Nicaragua.

Al cierre de junio, las Reservas Internacionales Brutas, RIB, ascendieron a US$2,086.8 millones (US$1,993 millones en diciembre 2013), lo que se tradujo en una cobertura adecuada de RIB a base monetaria de 2.6 veces y de 4.4 meses de importaciones.

Durante el primer semestre, las decisiones de política monetaria fueron adoptadas en el marco de un buen desempeño de la actividad económica, estabilidad del sistema financiero e inyecciones de liquidez estacionales por el servicio de deuda interna del Gobierno central.

Específicamente, durante el segundo trimestre se implementó un manejo más activo de la liquidez para atender la expansión requerida durante los eventos sísmicos de abril, y posteriormente neutralizar los excedentes de liquidez durante mayo y junio.

La banca

Al cierre del primer semestre de 2014, el desempeño del Sistema Financiero Nacional se mostró favorable, manteniendo el dinamismo de los depósitos y el financiamiento a la actividad económica. En este sentido, los depósitos totales registraron un crecimiento interanual de 17% (9% en junio 2013), mientras la cartera de crédito bruta mostró un crecimiento interanual de 21.9% en junio de 2014 (24.6 % en junio de 2013).

La liquidez del Sistema Financiero Nacional se ubica en niveles similares al período precrisis financiera internacional, mientras que las inversiones mostraron un crecimiento interanual positivo de 7.8%.