•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Unos 200 adultos mayores de Managua y Tipitapa marcharon esta mañana desde las afueras del parlamento hasta la sede central del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, INSS, donde demandaron agilizar la respuesta a su demanda de revalorización de sus pensiones, entre otras peticiones.

Al finalizar la marcha, los señores y señoras de avanzada edad, corearon consignas frente al edificio del Seguro Social hasta que una comitiva de dirigentes de la Unidad Nacional del Adulto Mayor, UNAM, fue recibida por la funcionaria Carmen María Mora, responsable de prestaciones económicas del INSS.

“Entiendo que no es difícil que nos den respuesta porque nuestras peticiones son justas, correctas y no representan gran gasto económico para el Seguro Social, sino que es cuestión de querer aplicar las cosas correctamente”, indicó Porfirio García, presidente de la UNAM.

Los adultos mayores consideran que la mejor manera de hacer efectiva la revalorización de sus pensiones es que la pensión reducida de vejez sea igual al salario mínimo vigente, el cual , desde el pasado 10 de marzo tuvo un incremento del 10.25%.

Otra de las demandas es que las pensionadas viudas reciban la pensión de su esposo difunto, además de la propia, así como el abastecimiento de medicamentos para personas hipertensas, diabéticas, que padecen de la próstata o de otras afectaciones a la salud.

También demandan que quienes cotizaron al INSS entre 200 a 250 semanas, se les conceda la pensión reducida, y que de la misma pensión se les haga una deducción para cancelar sus cotizaciones pendientes.
“Seguiremos movilizados, no solo presionando por nuestros derechos y beneficios, sino para que se le ponga fin a esa alteración de los precios de consumo popular. Creemos que no es justo o correcto que los frijoles, el arroz, suban tanto de precio, porque con la pensionsita que recibimos dentro de poco ya no vamos a poder alimentarnos”, consideró García.