•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Bajo estrictas medidas de seguridad inició esta tarde la audiencia en la que el Ministerio Público presenta la ampliación de acusación en contra de los trece sospechosos de los ataques a dos caravanas de autobuses el pasado 19 de julio.

Desde el mediodía, en el Complejo Judicial Central de Managua, se observó un movimiento inusual de oficiales de las tropas especiales de la Policía Nacional, cubriéndose los rostros con pasamontañas, mientras paulatinamente comenzaron a llegar familiares de los acusados que en su mayoría, son campesinos.

Al frente del despliegue policial, se encuentran el comisionado general Ramón Avellán, y el jefe de la Dirección de Auxilio Judicial, comisionado mayor Juan Ramón Gradiz.

La audiencia de ampliación de acusación estará bajo la conducción del juez Sexto Distrito Penal de Audiencia de la capital, Henry Morales, quien tiene a su cargo la judicatura donde quedó radicado el expediente que le fue remitido desde Matagalpa hace dos días, después que el juez segundo Distrito Penal de Juicio de esa ciudad, Bernardo Morales, se declarara incompetente para seguir conociendo la causa, alegando razones territoriales.

La ampliación de acusación es expuesta o leída por la fiscal María del Socorro Oviedo Delgado.

La defensa de los ocho acusados está cargo de siete abogados, de ellos tres son defensores públicos.