•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Centenares de mujeres se concentraron este jueves en las afueras del Parlamento de Nicaragua para manifestar su rechazo al reglamento de la Ley 779, al que señalan como “inconstitucional” y que “atenta” contra los derechos humanos de las féminas.

María Teresa Fernández, presidenta de la Coordinadora de Mujeres Rurales, se encontraba entre la multitud y con pancarta en mano coreaba “si mi voto vale, mi vida también”. “Estamos aquí para pedir al Estado que legisle a favor de nosotras. El decreto 42-2014 atenta contra nuestros derechos y se coloca por encima de la Ley 779 y lo consideramos inconstitucional”, refirió.

La aprobación del señalado reglamento ha sido muy polémica y es que los movimientos de mujeres consideran, entre otros aspectos, que el mismo perjudica a las víctimas de violencia . Lamentan además que se limite el delito de femicidio solo al ámbito privado.

Además han comentado que el reglamento crea mecanismos que obstaculizarán el acceso de las mujeres a la justicia, lo que a la larga podría agudizar la violencia y detonar un estallido social.

“Estamos en contra de la revictimización que se está haciendo a las víctimas de violencia, se está negando el acceso a la justicia, se está violando el principio de celeridad de la Ley 779 y todos los derechos que se han venido recuperando y ganando a lo largo de este tiempo”, indicó Silvia Álvarez, psicóloga del Movimiento de Mujeres María Elena Cuadra.

Las manifestantes no fueron recibidas por los legisladores. A la marcha asistieron alrededor de unas 800 féminas de diferentes delegaciones del país.