•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En los próximos días en su teléfono móvil de las compañías Claro o Movistar, estará recibiendo un mensaje de texto que le invitará a marcar la línea gratuita 133, en caso de que usted quiera denunciar cualquier tipo de maltrato infantil o hacia la mujer, la desaparición de un niño o delitos como prostitución infantil o trata de personas.

Esto forma parte del convenio que firmaron las dos operadoras de telefonía celular del país con el Instituto Nicaragüense de Telecomunicaciones y Correos, Telcor, y la Asociación GSMA Latinoamérica, con el fin de formalizar el apoyo a la iniciativa mundial Child Helpline International (línea de auxilio internacional para la niñez), que en Nicaragua está siendo ejecutada por el Ministerio de la Familia.

La ministra de la Familia, Marcia Ramírez, dijo que la línea de auxilio 133 funciona desde hace varios años las 24 horas, los 365 días del año, y aseguró que a través de ella recaban notificaciones o denuncias sobre maltrato a niños, violencia contra la mujer, casos de niños o adultos mayores abandonados o desaparecidos, o cualquier situación de violación de derechos.

“Pero en este marco del reglamento de la Ley 779, la línea 133 se convertirá en una consejería desde el teléfono. Estamos en la formación de los recursos humanos que ya tenía la línea y reforzándola, y este convenio que hoy firma Telcor, permitirá la tecnología apropiada para divulgar la existencia de la línea, y nos permitirá transferir las llamadas a otros puestos de mando como el de la Policía o a las Comisarías de la Mujer”, indicó Ramírez.

Actualmente la línea 133 es atendida por dos personas que reciben unas 300 llamadas por día, de las cuales un alto porcentaje son falsas, y los fines de semana se incrementan, por lo cual Ramírez explica que la población debe considerar que esta línea tiene un carácter orientador.

RECOMENDACIÓN

En muchas ocasiones los robos de teléfonos celulares vienen acompañados de actos de violencia y hasta de asesinatos, esto es algo que preocupa a la asociación GSMA Latinoamérica, de la cual son miembros Movistar y Claro.

“Por eso hemos decidido, país por país, tratar de arbitrar la forma para que un celular robado, en uno de nuestros operadores de alguna red, no pueda ser habilitado en otra red, no solo dentro del país, sino también dentro de toda la región. Creo que esa es una señal muy fuerte que les podemos dar a los delincuentes, que si se roban una terminal, esta no podrá ser habilitada en otra red”, expresó Sebastián Cabello, representante de GSMA Latinoamérica.

 

20 mil robos de celulares se registran diariamente en todo Latinoamérica, según GSMA Latinoamérica.