•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La fama de las olas y playas del Pacífico de Nicaragua llegó a sus oídos cuando estaba en Costa Rica e inmediatamente despertó su interés por visitar el país de lagos y volcanes, porque quería retar las marejadas sobre una tabla de surf, que es su pasión.

Pero el venezolano José Enríquez Martínez, de 36 años, se enamoró tanto de la cultura, historia, la gente y las bellezas naturales de Nicaragua, que terminó convirtiéndose en un nuevo hijo adoptivo de este país y eligió la ciudad de San Juan del Sur, Rivas, para vivir y emprender su carrera como pequeño empresario turístico.

Según Enríquez, además del surf, la industria turística siempre le ha fascinado y por eso estudió turismo y hotelería, y ha trabajado en restaurantes, cruceros y brindado asesoría.

 

¿Cuándo llegó a Nicaragua?

Fue hace cuatro años, con una amiga canadiense que nos propusimos venir a surfear a las playas de acá, porque nos las recomendaron y yo andaba buscando dónde tirar mi ancla y Nicaragua me acogió y me quedé.

 

¿De qué parte de Venezuela es, desde hace cuánto salió del país y por qué?

Yo soy de la ciudad de Puerto Cabello, del estado de Carabobo, y desde joven tenía un espíritu aventurero, me gusta experimentar y por eso salí de mi país desde hace 12 años.

 

¿Han sido difíciles estos doce años fuera de su país?

El precio más alto que pagué al salir de Venezuela es haberme separado de mi madre, Ilda Rosa de Martínez, con la que me mantengo en permanente comunicación.

 

¿Y en qué trabajaba en su país?

Mira, en puerto Cabello está el principal puerto marítimo del país y yo allí trabajaba de jefe de operaciones de carga y descarga de buques, pero la situación fue cambiando y salí a aventurar.

 

¿Y su carrera de hotelería y turismo dónde la estudió?

Bueno, la inicié en Venezuela y la culminé en Costa Rica, donde estuve administrando mi propio restaurante, seguí trabajando en cruceros como barténder y recorrí los países del Caribe y en todo esto aprendí mucho de chefs peruanos, franceses e italianos, porque me gusta cocinar.

 

Me dijo que en su vida de aventurero estuvo por varios países, ¿cuál fue el que más le gustó?

Nicaragua, por supuesto, es un país lindo y San Juan del Sur me gusta mucho porque se parece mucho a mi ciudad, aunque es un poco más pequeña, pero acá la cultura, la gente, la gastronomía es maravillosa, me siento en casa, por eso me quedé acá.

 

Ahora, háblenos un poco de lo que está haciendo en San Juan del Sur.

Bueno, mira, yo obtuve mi residencia como inversionista en noviembre del 2013 e inicialmente estuve brindando asesorías a hoteles de acá y luego establecí mi hotel Yajure, frente al estero, con capacidad para 50 personas, pero también ofrezco a mis clientes ‘tours’ a Granada, al canopy, las playas y pesca recreativa.

 

¿Y cómo está la afluencia de turistas en San Juan del Sur?

Bien, sobre todo de diciembre a junio, yo mantengo mis cupos reservados.

 

¿En su estadía los turistas que se hospedan en su hostal se quejan o exponen algunas inquietudes?

Los turistas se van contentos, sorprendidos de las maravillas de Nicaragua y el único malestar es que hay casos en que no hay acceso a las playas y eso no se puede estar dando, las costas son públicas.

 

¿Tiene proyectos pendientes?

Claro, mi meta ahora es abrir otro Yajure en Managua para alojar a los turistas que ingresan al país por el aeropuerto en horas de la noche y abrir una cadena de tiendas de ropa en Nicaragua con la marca Wanted Dream, “Buscando un Sueño”, que logré crear con mi amigo venezolano Gregory Domínguez.

 

Hábleme un poco más sobre esta marca.

Bueno, se conoce por sus iniciales WD y el segmento o nuestro nicho es para la gente que practica deportes extremos, y ya tiene dos años de haber salido al mercado y la marca ya está en tiendas de Panamá, Hawái, Ecuador, Costa Rica y Europa, y mi meta es traerla a Nicaragua.

 

¿De dónde salió esta idea?

Bueno, mi amigo Gregory se fue de Venezuela a California, Estados Unidos, a trabajar con marcas prestigiosas y en doce años adquirió gran experiencia y yo le dije que buscáramos nuestro propio sueño y la idea tuvo frutos.

 

¿Qué recomienda a los pequeños y medianos empresarios que se dedican al turismo?

Una atención personalizada y diversificar las ofertas turísticas, ya que junto al producto de sol y playa, están las ofertas culturales, deportivas, ambientales y la responsabilidad principal de mejorar está en manos de cada empresario.

 

Aventurero

José Enríquez Martínez

Edad: 36 años

Profesión: Licenciado en Hotelería y Turismo

 

Este venezolano tiene 12 años viajando y estableció su residencia en San Juan del Sur, Rivas, Nicaragua, donde se dedica a promover el turismo.

En la actualidad busca aumentar el área de sus negocios, estableciendo un hotel en Managua y promoviendo una línea de vestimenta.

También se declara fanático del surf y ha trabajado en varios oficios, entre ellos barténder.